El nuevo mapa en blanco de los pueblos de Salamanca que tienen un poco más lejos un acceso digno a Internet
Cyl dots mini

El nuevo mapa en blanco de los pueblos de Salamanca que tienen un poco más lejos un acceso digno a Internet

Mapa de la CNMC con las zonas donde sí hay competencia para poner Internet.

La CNMC seguirá obligando a Telefónica a prestar postes o canalizaciones en buena parte de la provincia, donde el acesso a Internet es deficiente, para intentar que otras operadoras se interesen: con todo, casi toda la provincia está expuesta a velocidades insuficientes por falta de despliegue de fibra.

El acceso a Internet, o la falta del mismo, es uno de los caballos de batalla en la 'Salamanca vaciada'. Buena parte de la provincia carece de un acceso 'digno' a velocidades adecuadas por falta de fibra o, en última instancia, de fibra, y en muchos casos no la tienen ni la van a tener. Ahora se produce un cambio que puede mejorar el acceso en los municipios más poblados, pero que vuelve a pintar de blanco buena parte del mapa provincial, un mapa en el que buena parte de la población se tiene que conformar con velocidades inferiores incluso a los 10 megas.

 

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado una nueva regulación de los mercados mayoristas de fibra óptica que exime a Telefónica de su obligación de prestar servicios de este tipo en 696 municipios, frente a los 66 anteriores. En esta lista están, entre otros, el municipio de Salamanca, Santa Marta de Tormes, Carbajosa de la Sagrada y Villares de la Reina, entre otros núcleos poblados. Y esto, ¿qué supone?

 

Según la normativa, el antiguo monopolio está obligado a compartir su infraestructura con otros operadores en aquellos territorios donde se considere que la situación es de no competencia, generalmente, por falta de clientes: son zonas despobladas. Con el objetivo de intentar asegurar la presencia de una mínima oferta de contratos para acceder a Internet, se fijó esta obligación por la que Telefónica tiene que prestar su infraestructura, por ejemplo, postes montados y canalizaciones ya abiertas, para que los aprovechen otras operadoras. Ahora la CNMC ha actualizado la lista de territorios donde sí hay competencia.

 

 

En estos 696 municipios competitivos, Telefónica no tiene la obligación de compartir su red de fibra con otros operadores alternativos porque se considera que hay margen para hacer ofertas comerciales. En el caso de Salamanca, y como se ve en el mapa de la CNMC, se centran en los grandes núcleos y su entorno. Y la gran mayoría son zonas blancas, en las que Telefónica, no obstante, seguirá teniendo que garantizar en todo el territorio nacional que otras compañías puedan acceder a su infraestructura de obra civil (conductos, canalizaciones y postes).

 

Sin competencia en el mundo rural

Esta situación generará una mayor competencia, y posible mejora de precios, en las zonas donde sí hay competencia, pero la gran mayoría de municipios de la provincia seguirán siendo territorio no competitivo. En este caso, el antiguo monopolio tendrá que prestar su infraestructuras, pero seguirán siendo poco atractivos para el despliegue, lo que complicará la llegada de la fibra, tecnología necesaria para velocidades adecuadas de Internet.

 

Casi 800 zonas de la provincia que no tienen ni siquiera planes de llega de Internet, además de las muchas que se tienen que conformar con un conexión de 10 megas o menos: una cifra inadmisible cuando hace años que se habla de conexiones de hasta 300. Existe un total de 758 zonas blancas sin cobertura, que no tienen acceso a Internet ni por fibra ni por cable, lo que afecta a un total de 46.469 viviendas. Y a las que hay que sumar otra treintena de zonas grises que esperan conexión antes de 2023. 

 

En el mapa se ven zonas grises como Aldealengua, Pelabravo, Mogarraz, Montejo, Barbadillo... donde tiene una cobertaura de banda ancha pero no habrá fibra allá por 2023. Y las más preocupantes son 758 zonas blancas (en morado) que no tienen banda ancha ni previsión de recibirla antes de 2023. En esa lista hay municipios como La Alberca o Ciudad Rodrigo (numerosos núcleos), y otros como Ledesma, Alba de Tormes o Béjar que, al menos en parte, carecen de cobertura total, pero también sorpende encontrar zonas como Vistahermosa o la propia capital.

 

 

Municipios competitivos

Los municipios declarados competitivos agrupan al 70% de la población española y son aquellos en los que Telefónica tiene menos del 50% de cuota de mercado en redes de nueva generación (NGA) y existen otros tres operadores que cubren al menos el 20% del territorio.

 

Estos requisitos se cumplen en capitales de provincia como Oviedo o Santander y en pueblos de poco más de 3.000 habitantes como Albaida del Aljarafe (Sevilla) o Monreal del Campo (Teruel), que no llega a los 2.500 locales.

 

Asimismo, en España quedarán aún 7.453 municipios catalogados como zona no competitiva donde el antiguo monopolio deberá seguir prestando servicios mayoristas de acceso desagregado virtual a la fibra óptica (NEBA local) y de banda ancha NEBA fibra. En la actualidad, compañías como Avatel y Adamo están especializándose en los despliegues en este tipo de población, aumentando la competitividad en las áreas menos pobladas.