El nuevo jefe de Bomberos será elegido 'a dedo' y el puesto 'suena' para un militar de la UME

Pancarta que desplegaron los bomberos en febrero en protesta por el gasto en la 'torre de fuego'.

El grupo municipal de Ganemos Salamanca se opone a la libre designación del nuevo jefe de Bomberos, un puesto abierto definitivamente a militares de carrera. Critican que las bases no recojan criterios de selección y que se rompa la independencia de los funcionarios con puestos designados 'a dedo'.

La designación del próximo jefe del Servicio de Extinción de Incendios de Salamanca está generando una importante polémica porque, detrás de lo que parece un concurso de méritos abierto, hay en realidad un puesto que se va a ocupar por libre designación, es decir, 'a dedo' y para el que 'suena' un perfil bastante claro que supondría la entrada en el cuerpo de un nuevo jefe procedente de la carrera militar. Así se está cimentando el proceso para sustituir al anterior jefe del parque de Bomberos, que presentó su renuncia hace unas semanas después de llegar al puesto hace tres años de la mano de Alfonso Fernández Mañueco.

 

Hace unos días el Ayuntamiento de Salamanca dio a conocer las bases para cubrir este puesto tras la renuncia del anterior responsable. El procedimiento se ha presentado como un concurso abierto al que podrían presentarse los funcionarios con el nivel requerido, pero también personal militar. Esta fue la primera polémica, ya que desde los integrantes del cuerpo hay malestar por la decisión del equipo de Gobierno de abrir esta plaza a mandos militares de carrera, cuando para otros puestos del parque no se ha hecho. Además, tampoco ha sentado bien que el puesto vaya a ser de libre designación, es decir, a decisión del equipo de Gobierno.

 

El asunto ha llegado este martes a comisión informativa de Régimen Interior y ha generado las protestas del grupo municipal de Ganemos Salamanca, que ha manifestado su posición contraria a la libre designación en la provisión de puestos de trabajo por lo que supone de ruptura con la profesionalidad y sobre todo la independencia en el desempeño de los puestos de trabajo por parte de los funcionarios. Esta postura ha generado un debate con otros grupos sobre los requisitos exigidos, aunque las bases se limitan a citar competencias y funciones, es decir, no marcan ningún criterio de selección.

 

También en este caso, la oposición de Ganemos Salamanca a que este puesto de Jefe de Bomberos se vaya a ocupar por este sistema de libre designación, en vez de una convocatoria por concurso en la que cuente la profesionalidad y los méritos de los candidatos y que pueda tener acceso personas que conozcan perfectamente este servicio lo que redundaría en un mejor funcionamiento del propio Servicio de Bomberos, tal y como demandan los mismos funcionarios.

 

Desde Ganemos, se temen que el puesto tenga ya 'nombre y apelllidos' dados los indicios que ha marcado el equipo de Gobierno al abrir el puesto a personal militar, lo que en su día también generó las protestas de CCOO en el Ayuntamiento de Salamanca. La oposición se teme que el consistorio busque el perfil de un militar de la UME para ocupar el puesto.