El nuevo hospital podrá aislar de enfermedades infecciosas a niños con cáncer
Cyl dots mini

El nuevo hospital podrá aislar de enfermedades infecciosas a niños con cáncer

Susana Riesco y María del Carmen Mendoza, adjuntas del Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica (Foto: T. Navarro)

La leucemia linfoblástica es el cáncer más frecuente entre los niños que ingresan en el Complejo Asistencial de Salamanca. 

El 15 de febrero, Día Mundial contra el Cáncer Infantil, ofrece cifras optimistas: casi el 80% de los niños diagnosticados de cáncer se curan. Pero es importante profundizar en los números para descubrir que, a pesar de los grandes avances realizados en investigación, tratamiento y diagnóstico en los últimos años, aún queda mucho trabajo por hacer y la base de este trabajo no es otra que la investigación. La mayoría de los niños son diagnosticados antes de los cuatro años. Aún así, la enfermedad es difícil de detectar de manera temprana.

 

El diagnóstico de un cáncer en un niño es una noticia demoledora para cualquier familia, que ve cómo su mundo se para y tiene que aprender a vivir en una situación de miedo e incertidumbre constantes durante mucho tiempo. Los equipos médicos y los investigadores, además de la Asociación de Padres, Familiares y Amigos de Niños Oncológicos de Castilla y León (Pyfano), son los responsables del incansable trabajo que se lleva a cabo para apoyar a estas familias, pero son necesarios más recursos para seguir avanzando.

 

Susana Riesco y María del Carmen Mendoza, adjuntas del Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica destacan en este día que no hay que perder la esperanza, "es muy duro trabajar con estos niños, dar un primer diagnóstico o una recaída a los padres o enfermos es muy fuerte pero luego te dan otros valores que te recompensan". 

 

-¿Cuántos niños afectados por cáncer están ingresados en Salamanca?

-"Tenemos ingresados cinco niños en la planta, varían respectpo a años anteriores. A lo largo del tiempo, en la evolución se ve un pequeño ascenso lento, pero no se nota. De 2017 a 2018 ha aumentado pero vienen niños ingresados de otras ciudades como Zamora, ahora mismo tenemos a dos". 

 

-¿Hay alguno que sea más frecuente?

-"Si, la leucemia linfoblástica que es la principal causa de cáncer infantil en niños, después están los tumores del sistema nervioso central". 

 

-¿Cuáles son los síntomas que delatan este cáncer? 

-"Lo que pretendemos nosotros es formar a los pediatras de Atención Primaria en los signos de alarma para detectar precozmente el cáncer, por ello, es fundamental que sigan sus revisiones en el pediatra y que comenten todas las cosas que le parezcan anormales. Fiebres, cansancio, falta de apetito...". 

 

Susana Riesco y María del Carmen Mendoza, adjuntas del Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica (Fotos: T. Navarro) 

 

-¿Cuántas personas conforman el servicio?

-"Tres adjuntas de pediatría, algún residente y en el hospital de  día tenemos una enfermera y una auxilar". 

 

-¿Es suficiente?

-"A veces nos da la sensanción de que se agradecería más gente, a parte de lo asistencial hay mucha labor de tipo administrativo, de registros, consultas con otros hospitales, centros, revisión de los protocolos... los tratamientos que pautamos no son sencillo hay que ajustarlos al peso, si hay un niño trasplantado requieren más atención, nos da la sensación de quedarnos cortos". 

 

-¿Cuántos niños atendéis al día?

-"Es variable, depende de los ingresos, pero en torno a diez en consulta". 

 

-¿Qué se hace en el hospital de día?

-"Se hacen las analíticas a los niños que no están ingresados y también se administran transfusiones de sangre o plaquetas, se pone la medicación que puede ser ambulatoria". 

 

-¿Cómo va a mejorar el Servicio de cara al nuevo hospital?

-"Tenemos una zona separada, hace unos años se ha hecho un aislamiento del área de Pediatría para los niños oncológicos, pero en el nuevo va a mejorar la situación, habrá una zona aislada con más medidas de prevención para el contagio de infecciones que va a ser solo para niños oncológicos".

 

 

-¿Es difícil trabajar con niños que tienen esta enfermedad? 

-"Hay días más complicados emocionalmente, tener que dar la información de un primer diagnóstico o de una recaída es muy duro y complicado a la hora de comunicarlo a los padres o pacientes de mayor edad. Todo esto, luego se compensa con otros valores que transmiten los padres que merecen la pena y te ayudan en el día a día". 

 

-¿Qué tratamientos se utilizan?

-"Quimioterapia, radioterapia, cirugía o trasplante de médula". 

 

-¿Tienen alguna línea de investigación abierta?

-"Ensayos clínicos para probar nuevos fármacos, algunos en combinación con el Servicio de Hematología, somos referencia en trasplante alogénico".