El nuevo hospital dispondrá de dos áreas diferenciadas para tratar a prematuros con bronquiolitis y sus familiares

El nacimiento prematuro conlleva una serie de cuidados por parte de la Unidad de Neonatología del Complejo Asistencial de Salamanca. El nuevo hospital contará con dos áreas especializadas: una para bebés con bronquiolitis y la otra para poder tratar a los familiares de forma personalizada. 

Miriam Acosta, fisioterapeuta y Elena Pilar Gutiérrez González, neonatóloga (Foto: T. Navarro)

Esta historia empieza en el silencio de un aséptico pasillo del Complejo Asistencial de Salamanca. Nacer es un viaje complicado, quizás el más costoso. Es mediodía. A pocos metros de la puerta entreabierta de la unidad de cuidados neonatales empieza a sonar la voz de gente que se mezcla con llantos. Junto a la entrada, los papás observan expectantes la figura de sus bebés recién nacidos, apenas 1.500 gramos.

 

Algunos embarazos no llegan a término y el nacimiento prematuro conlleva una serie de cuidados por parte de la Unidad de Neonatología del Complejo Asistencial de Salamanca. En el último año, en total, nacieron en torno a unos 50 grandes prematuros. Por debajo de las 37 semanas, "hay en torno a unos 1.850 partos", lo cuenta la doctora, Elena Pilar Gutiérrez González, neonatóloga. 

 

La incidencia del parto prematuro está aumentando y se sabe que puede conducir a una variedad de trastornos neurológicos y cognitivos que pueden arrastrarse en la etapa escolar y mantenerse en la vida adulta. Nacer antes de las 33 semanas de gestación se ha vinculado a un mayor riesgo de problemas neurológicos, incluidos los trastornos del espectro autista y por déficit de atención. La parte médica está más que cubierta con el equipo de especialistas, pero el apoyo emocional a los padres es tarea de "todos".

 

No hay duda. La leche materna es el alimento aconsejado para todos los recién nacidos. Pero cuando no hay suficiente de la propia madre, la leche donada puede ser la mejor alternativa, especialmente en los niños que nacen de forma temprana o enfermos. Es una de las nuevas medidas del Complejo Asistencial.

 

Hoy se conmemora el Día Mundial del Niño Prematuro, y una de las grandes preocupaciones en lo que a estos niños se refiere es la bronquiolitis y fisioterapia respiratoria, "una de las causas frecuentes una vez que se marchan con el alta", asegura. 

 

En los últimos tiempos, "la atención al recién nacido se ha centrado en el desarrollo... que es intentar que nuestra asistencia sea beneficiosa para el bebé, lo más acorde posible a su neurodesarrollo, que esté en una ambiente poco ruidoso, con la menos intensidad lumínica, acompañado por sus padres y que éstos dispongan de un apoyo psicológico para ayudarles a pasar el ingreso". 

 

Además, desde el año pasado se cuenta con la donación de leche materna que viene del banco que tenemos en Valladolid, se está intentando tener otro propio en la capital. "Nos permite ofrecer leche materna independientemente de que la madre la tenga o no", ahonda. 

 

En el nuevo hospital, la Unidad de Neonatología dispondrá de dos estancias diferenciadas con espacios más amplios, "ahora mismo solo disponemos de una", lo que permitirá "una atención más centrada en la familia, que nos ayudará a ampliar las visitas a padre, madre, tíos y abuelos, que haya contacto real cuando hay ingresos prolongados"Los pacientes con bronquiolitis serán ingresados directamente en la Unidad de Neonatología "en una de esas dos secciones diferenciadas". 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: