El nuevo horario de carga y descarga en el centro histórico se aplicará de manera inmediata

Una furgoneta de reparto en el interior de la Plaza Mayor. Foto: F. Oliva

El consistorio quiere que se implante de manera experimental el recorte de media hora, con límite las 10.30 horas, para repartir en en la Plaza Mayor y en las calles Poeta Iglesias, Quintana, La Rúa y Bordadores.

El nuevo horario de carga y descarga en el centro histórico que, de manera experimental, se quiere implantar en Salamanca se empezará a aplicar de manera inmediata. La inteción del Ayuntamiento es que el nuevo límite, que prohíbe repartir en las zonas peatonales y el casco antiguo más allá de las 10.30 horas, un recorte de media hora con respecto al horario habitual, se aplique una vez el concejal de Policía haya informado a la oposición, cosa que quiere hacer el día 18 de marzo.

 

Esta ha sido la principal conclusión de la reunión que este martes han tenido todas las partes implicadas, ya con la principal asociación de transportistas, a la que se había obviado, bien representada. El principal acuerdo es que el viernes habrá una nueva reunión para definir el plan piloto que se aplicará una vez el próximo miércoles, día 18 de marzo , el concejal de Protección Ciudadana, Tráfico y Transportes lo exponga ante la comisión informativa del área.

 

Hay que recordar que la experiencia piloto se aplicará en la Plaza Mayor y en las calles Poeta Iglesias, Quintana, La Rúa y Bordadores y el objetivo es que su puesta en marcha sea inmediata, una vez que se dé cuenta al resto de fuerzas políticas de su contenido, un paso que se abordará el miércoles, día 18, cuando el concejal de Protección Ciudadana, Tráfico y Transportes, Fernando Carabias, exponga su contenido ante la comisión informativa del ramo y las diferentes fuerzas políticas realicen las aportaciones que consideren oportunas. Además, se ha acordado comenzar un pilotaje en calle Bordadores para reducir el reparto a uno o dos días de la semana.

 

Durante la reunión, además, se ha acordado realizar actividades formativas y divulgativas sobre el contenido del plan piloto. Esta formación correrá a cargo de la Policía Local, que formará a los repartidores y que elaborará un vídeo con instrucciones para ser difundido entre todos los sectores implicados en el proceso de carga y descarga, con el fin de favorecer el conocimiento de los objetivos y de las características de la experiencia. 

 

El concejal de Protección Ciudadana, Tráfico y Transportes, Fernando Carabias, ha valorado el esfuerzo y el rigor del grupo de trabajo, que ha mantenido varias reuniones puramente técnicas, y ha mostrado su confianza en que la nueva norma que regule la carga y descarga en Salamanca esté en consonancia con la realidad actual, permitiendo el correcto abastecimiento y el tráfico fluido y generando las mínimas molestias a los peatones, al tiempo que se mejora la imagen de la ciudad.

Noticias relacionadas