El nuevo helicóptero 'último modelo' de Castilla y León contra los incendios forestales: infrarrojos y 240 km/h
Cyl dots mini

El nuevo helicóptero 'último modelo' de Castilla y León contra los incendios forestales: infrarrojos y 240 km/h

La Junta incorpora un helicóptero de coordinación “pionero” en Europa para “aumentar la eficiencia” en la extinción de incendios.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha presentado este viernes la última adquisición para la lucha contra incendios forestales en la Comunidad: un helicóptero de coordinación “pionero en Europa” que permite, a través de la captura y transmisión de imágenes en tiempo real con cámara visible e infrarroja, "aumentar la eficiencia y la eficacia" en la extinción de incendios de la Comunidad.

 

Se trata, tal y como explicó el consejero durante la presentación del helicóptero EC130T2, de un “vehículo de última generación”, fabricado por la compañía Airbus, que tiene unas “características muy especiales” tanto por el propio helicóptero como “por el equipamiento que lleva”. Es por ello un medio aéreo que “permite llegar donde no llegan otros helicópteros”, con una capacidad máxima de 7 personas dentro del habitáculo, con una superficie acristalada que permite la visualización a 360 grados, “muy importante para los técnicos”, y con un sistema de suspensión “en caso de aterrizaje no muy cómodo” que protege a piloto y pasajeros.  

 

“Es el último grito en helicópteros”, afirmó Suárez-Quiñones, que también destacó el equipamiento “único en Europa” del vehículo a través de una cámara “muy especial” que recoge visión ordinaria e infrarroja guiada por láser, que permite ante un fuego, y gracias al operador de cámara que irá dentro del helicóptero junto al técnico de extinción de incendios, “hacer una toma de imágenes para fijar superficies, perímetros y puntos de calor de forma georreferenciada”.

 

Todo eso se transmite al puesto de mando de incendios, donde los técnicos de extinción reciben la información y la analizan, permitiendo “mejorar la toma de decisiones” ante un fuego. Es por ello un elemento “muy importante” de ayuda para el equipo de 4.500 personas que conforma el operativo de extinción de incendios en Castilla y León.

 

El helicóptero, que permanecerá en la base de incendios del Vivero Forestal de Valladolid como ubicación central para “llegar lo antes posible a cualquier lugar de la Comunidad” gracias a su media de 240 kilómetros por hora, “mejora” como vehículo “versátil y ágil” un operativo “complejo” en Castilla y León debido a ser una zona orográfica “muy delicada” y con nueve provincias territorialmente amplias.

 

Esta adquisición permite por ello a la Comunidad, según Suárez-Quiñones, seguir siendo “pioneros” en el control de la seguridad del tráfico aéreo en el operativo de la extinción de incendios, que en la Castilla y León cuenta con 21 aeronaves propias de la Junta y otros 10 de la Administración General del Estado: cinco helicópteros y cinco aviones. Además, si es necesario, “hay otros medios aéreos del Estado en otras comunidades que pueden venir, y vienen, a colaborar en la extinción de los incendios”.

 

“Todos están identificados” por el nuevo helicóptero de coordinación, recalcó el consejero de Fomento y Medio Ambiente, que señaló que es el puesto de coordinación y mando del tráfico aéreo en Valladolid el que “controla el tráfico aéreo y el posicionamiento de los distintos vehículos”, contribuyendo a “la mayor eficacia y seguridad en las labores de extinción”.

 

Unas labores que continuarán en el día de hoy como última jornada de la “alerta especial” de incendios, que comenzó el miércoles debido a las altas temperaturas, y que conlleva “determinadas limitaciones en el uso del territorio forestal”, que según Suárez-Quiñones ahora “se van a conocer mejor” gracias a una nueva aplicación, ‘Incendios forestales Castilla y León’, que se puede bajar de forma gratuita y que informa a todos los interesados de las alertas, peligros, riesgos y limitaciones.