El nuevo edificio del Centro de la Memoria Histórica abrirá sus puertas el 18 de marzo

Nuevo edificio del Centro de la Memoria Histórica en la plaza de Los Bandos.

El nuevo edificio de plaza de Los Bandos abre después de casi cuatro años de obras y 10,1 millones de inversión. Permitirá depositar en Salamanca nuevos fondos procedentes de los archivos del PCE o la Fundación Pablo Iglesias.

La nueva sede en Salamanca del Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH) abrirá sus puertas oficialmente el próximo 18 de marzo, según han informado fuentes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Con un acto en el que está prevista la presencia del secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, y representantes de la Junta y del Ayuntamiento de Salamanca se dará apertura oficial a un edificio, en la Plaza de los Bandos de Salamanca, que estaba sin uso alguno y que previamente había sido sede del Instituto de la Seguridad Social (INSS).

 

Estas dependencias se sumarán a las ya existentes, donde hasta el momento se encuentran todos los documentos y objetos del CDMH, antiguo Archivo General de la Guerra Civil, ubicadas en la calle Gibraltar. La licitación de las obras de este nuevo enclave para el centro documental se inició en diciembre de 2010 y fue en septiembre de 2011 cuando comenzaron los trabajos de rehabilitación, bajo mandato todavía del anterior Gobierno, con Ángeles González-Sinde como ministra de Cultura. La inversión ha sumado 10,1 millones de euros.

 

Esta nueva sede permitirá al Centro de la Memoria multiplicar por cinco sus fondos documentales, pasando de 6,2 a 30 kilómetros lineales de documentos. Ello permitirá depositar nuevos archivos de instituciones franquistas como el Movimiento Nacional y la Organización Sindical, así como documentos del Partido Comunista Español (PCE), de las fundaciones Pablo Iglesias, Primero de Mayo y Largo Caballero, y de colecciones particulares de figuras de la Transición como Antonio Fontán, Joaquín Garrigues Walker o Alfonso Osorio, de la extinta UCD.

 

Con estos cambios, el centro se convertirá en referencia internacional porque posibilitará el estudio y difusión de forma conjunta de los documentos oficiales, no oficiales y clandestinos, públicos y privados, colectivos e individuales, sobre conflictos políticos, militares y los cambios sociales del siglo XX.

 

Más adelante el centro sumará una tercera sede que será construida sobre una parcela de 6.769 metros cuadrados cedida por el Ayuntamiento de Salamanca y donde se ubicará el depósito de la documentación y se guardarán, en una nave contigua, los símbolos y vestigios del franquismo que se están retirando en los últimos años en virtud de la Ley de Memoria Histórica. Estos dos edificios de la tercera sede supondrán una inversión de otros 7,7 millones.