El nuevo dron de tráfico y las carreteras de Salamanca: qué vigila, dónde puede estar y qué multas pone
Cyl dots mini

El nuevo dron de tráfico y las carreteras de Salamanca: qué vigila, dónde puede estar y qué multas pone

Nuevo dron de la DGT. Foto: Ical

Patrullará carreteras frecuentadas por motoristas, rutas ciclistas protegidas y carreteras convencionales con alta siniestralidad.

La DGT ha incorporado un dron con capacidad para multar y que podrá desplegarse por toda Castilla y León, lo que supone que llegará a las carreteras de Salamanca, que es una de las zonas donde se ha visto con frecuencia a los dos drones que Tráfico ha asignado a la comunidad. Este tiene capacidad para multar, especialmente imprudencias, y se va a destinar a carreteras con especial incidencia de motoristas o ciclistas y carreteras secundarias con alta siniestralidad, con lo que podría pasarse por la provincia.

 

Desde hace varias operaciones especiales, Tráfico ha asignado dos de estas aeronaves a Castilla y León y una se ha visto con frecuencia en Salamanca, con presencia en la capital, en la salida hacia Aldeatejada, y en Peñaranda. En cuanto a lo que multan, se dedicán en particular a la “detección de conductas temerarias al volante y a la vigilancia del tráfico en los tramos “de elevado riesgo de accidentes”. Es decir, vigilan comportamientos de tráfico más que velocidad y así van a seguir, sólo que ahora podrán multar de manera efectiva además de vigilar.

 

Estos dos drones aparecen con motivo de operaciones especiales y sólo tienen función de vigilancia. El nuevo tendrá capacidad sancionadora, pero ¿dónde se va a usar? Se utilizará principalmente en la vigilancia de carreteras muy frecuentadas por motoristas, en especial en las provincias de Burgos y Ávila, donde se ha producido un repunte de la siniestralidad en este tipo de vehículos. Pero además, también patrullará las rutas ciclistas protegidas, tramos donde la Guardia Civil viene reforzando la vigilancia, y también en puntos de carreteras convencionales con una alta siniestralidad.

 

De todo ello hay ejemplos en Salamanca, que cuenta con un tramo de especial vigilancia por presencia de motoristas, como es la carretera de la Sierra de Francia. También tramos de especial presencia de ciclistas y carreteras convencionales donde la Guardia Civil coloca radares y vigila especialmente.

 

Dónde se ponen

La DGT no ha tenido inconveniente en informar en las últimas operaciones especiales sobre donde 'trabajan' los drones de Tráfico. Lo ha hecho a través de sus redes sociales con mapas como el que hay juntos a estas líneas.

 

En cuanto a los cinemómetros, conocer la ubicación de los radares es fácil porque la DGT facilita una lista: dónde están todos los radares de Salamanca. Las furgonetas de tráfico también suelen patrullar la provincia, aunque hace tiempo que no se da noticia de su presencia.

 

Así multa

Las infracciones detectadas por el dron pueden se comunicadas por los agentes en el acto o bien, como ocurre los radares fijos, notificadas al conductor por correo. Este tipo de dron, que a la hora de detectar adelantamientos indebidos tiene un radio acción de casi tres kilómetros, no puede sancionar los excesos de velocidad, pero si conductas temerarias como puede ser el uso del móvil al volante (principal causa de accidentes por distracción) o los adelantamientos.

 

La puesta en funcionamiento de estas aeronaves la realiza un piloto, que se ocupa de la manipulación de los controles de vuelo, y un operario que maneja la cámara, funciones ambas que pueden ser realizadas tanto por personal de la Dirección General de Tráfico como por agentes de la Agrupación de tráfico de la Guard

Noticias relacionadas