El nuevo diputado de Vox: un 'paracaidista' del núcleo duro de Abascal con un polémico tropiezo empresarial

Víctor González, en un acto con Vox en Salamanca. Foto: F. Oliva

Víctor González consigue a la segunda el primer escaño de Vox solo ocho meses después de liderar la primera lista de la formación de ultraderecha en Salamanca.

Víctor Guido González Coello de Portugal. Este es el nombre completo del número '1' de Vox por Salamanca al Congreso que, a la segunda, ha conseguido el primer escaño de la formación ultraderechista en unas elecciones generales tras su irrupción a lo grande en el panorama político. Víctor González, como se le cita en el organigrama de Vox, es vicepresidente primero del partido y candidato desde hace poco más de ocho meses.

 

En su 'cv' oficial de Vox dice que González es natural de Madrid, pero en uno de sus pocos actos en Salamanca sorprendió revelando sus orígenes salmantinos: que su familia es originaria de la localidad salmantina de Puerto de Béjar. También ha presumido de tener ocho hijos y ha asegurado que, cuando le preguntan cómo tienen que hablar de su familia, dice que pueden definirse como "cristianos viejos" y "de pueblo, pueblo, pueblo".

 

El partido de Santiago Abascal optó por lo que en política se denomina un 'paracaidista' para protagonizar su primera lista en Salamanca, en abril, y decidió repetir para la repetición de noviembre. El ya a diputado por Salamanca es uno de los integrantes del núcleo duro de Vox, concretamente, como persona de referencia en el mundo de la economía y los negocios. Además, como vicepresidente del partido sería sucesor directo de Abascal en caso de renuncia o cese.

 

Su posición en el partido incluye una situación curiosa. Según Juan Jara, exvicepresidente primero de VOX de marzo a noviembre de 2016 (al que el nuevo diputado sustituyó), en declaraciones al programa 'Equipo de Investigación'"compró la sede actual de Vox a través de una sociedad que tributa entre Luxemburgo y Panamá y se la alquila al partido". Según información de 'El Confidencial', el partido paga 3.500 euros al mes de renta y esta irá subiendo progresivamente según pasen los años.

 

A pesar de ello, el partido se cuidó de desvelar su identidad por un tropiezo sonoro que cuestiona su capacidad en ese campo de la empresa. En 2015 fue condenado por la Audiencia Provincial de León por irregularidades en la gestión de una empresa, Marmolerías Leonesas, a la que llevó a la ruina. La sentencia, recurrida, devino firme el pasado mes de diciembre al ratificar el Tribunal Supremo el auto de la audiencia leonesa por la que está inhabilitado para administrar bienes ajenos durante tres años.

 

El ahora diputado administraba la empresa marmolera leonesa, que entró en concurso de acreedores y tuvo que despedir a sus 60 trabajadores. Según la sentencia, el concurso fue declarado 'culpable', es decir, forzado por la gestión de sus administradores. Marmolerías Leonesas, una empresa fundada en los años '80 del siglo pasado, fue comprada por González en 2007 y la administró hasta 2014, cuando entró en problemas. Según el juez la contabilidad de Coello de Portugal había ocultado 1,4 millones de pérdidas.

 

Además, comparte con su íntimo Abascal amistades con la familia Franco, en concreto, con Luis Alfonso de Borbón. Según informa El Diario.es en esta información sobre todos los diputados elegidos por la formación derechista, la madre y uno de los hermanos de González Coello forman parte del patronato de la asociación ultrarreligiosa 'Cura Infirmorum et Natura-Seminare'.