El nuevo carga y descarga en el centro: hasta las 10.30 y ni un camión parado en zona turística salvo la Plaza Mayor
Cyl dots mini

El nuevo carga y descarga en el centro: hasta las 10.30 y ni un camión parado en zona turística salvo la Plaza Mayor

Una furgoneta de reparto en el interior de la Plaza Mayor. Foto: F. Oliva

La nueva ordenanza de Salamanca, presentada a transportistas y comerciantes, amplía media hora el límite en el centro histórico, establece islas para aparcar mañana y tarde, pero no se podrá parar en calles y plazas principales, aunque sí en la Plaza Mayor. Se limitará el tiempo de permanencia en las zonas de carga y descarga con un ticket.

Muy pronto, el próximo 1 de julio, el panorama del carga y descarga cambiará en el centro de Salamanca. La nueva normativa pretende poner orden en la circulación de vehículos de reparto y entrega de suministros que tendrán que ajustarse a un horario, lugares, circulación e incluso peso concretos, con una consecuencia principal: el final de los aparcamientos de camiones y furgonetas en las calles más turísticas... salvo en la Plaza Mayor.

 

Las nuevas condiciones están ultimándose estos días. Esta semana ha habido una reunión entre el concejal de Policía y Tráfico y todas las partes afectadas, desde hosteleros a transportistas y comerciantes. En los próximos días el documento pasará por comisión informativa, se abrirá a las aportaciones de los afectados y después será aprobada en forma de bando de alcaldía.

 

Las reglas parten del proyecto piloto lanzado poco antes de la pandemia y que ha estado funcionando durante más de un año. De su desarrollo se han sacado importantes conclusiones y se han llevado a la propuesta final, de la que ya se conocen algunos detalles. La nueva norma afecta a toda la ciudad y el alfoz, pero tiene un apartado especial para el centro histórico, que es uno de los escenarios más delicados: el tránsito de vehículos en calles peatonales es denso a algunas horas y convive con turistas y peatones. Estas son sus claves.

 

10.30 hora límite

La hora máxima para circular por una zona peatonal en carga y descarga son las 10.30 de la mañana. Se ha optado por esta hora porque el comercio suele abrir a partir de las diez y para dar algo más de tiempo a los repartos de hostelería en el centro. Es media hora más de lo que había y los afectados lo aceptan porque es beneficioso. Adelantarlo es complicado por los horarios. Se abre además un horario de tarde de 16.00 a 18.00 horas. Se puede retrasar un poco la instalación de algunas terrazas.

 

Islas fuera de calles centrales

Se han definido lugares donde se va a poder estacionar el vehículo y, desde allí, hacer el reparto en carretillas. No hay ninguna en calles centrales o turísticas: se quiere evitar su presencia en plaza de Poeta Iglesias o el Corrillo, donde es imposible por las terrazas. Las hay en Pan y Carbón, Úrsulas, calle Jesús, las que había contempladas en el primer plan. Ahí se podrá estacionar.

 

Sí en la Plaza Mayor

Esta norma tiene una excepción clave: la Plaza Mayor. Furgonetas y camiones de reparto van a poder seguir aparcando en la plaza con el sistema ensayado en el plan piloto. Se hará en torno a las farolas en lugar de en todo el perímetro. La circulación, como hasta ahora, en sentido único.

 

Pequeño reparto

La nueva normativa ha introducido la nueva realidad del reparto de las compras online. Podrán hacerse desde las islas habilitadas hasta las 12 de la mañana y por la tarde de 16.00 a 18.00 horas.

 

Circulación

Será de sentido único y se van a habilitar unos circuitos obligatorios para acceso y con un recorrido circular. Habrá calles por las que sólo se pueda subir o bajar, en vez 

 

Velocidad

El centro histórico no sólo es en gran medida peatonal, sino que está limitado a 20 km/h porque casi todo es plataforma única. Se está analizando cómo afectará eso a los recorridos y tiempos de repartos.

 

Vehículos

Se ha establecido una masa máxima de 10 toneladas para el centro histórico. Hace años que se había planteado limitar el peso de los camiones que accedían a las calles peatonales.

 

Plazas de carga y descarga

La ciudad cuenta con numerosas zonas de carga y descarga señalizadas, pero se ha pedido no abusar de ellas: se quiere una mayor rotación porque hay vehículos que estacionan y no se mueven en todo el horario. Lo controlaría la Policía Local tanto aquellos casos en los que conductores ocupan las plazas como en el caso de otros profesionales que las monopolizan. En el futuro, habrá un ticke 'coste cero' de la zona azul para limitar el tiempo de estancia.