El nuevo camino entre La Aldehuela y el Tormes, de sentido único y directo a una zona sin asfaltar

El nuevo camino, que ha ejecutado la CHD, es por ahora un pequeño embudo ya que lleva a una zona sin arreglar y no permite el regreso por la misma vía. Sí hay carril bici con doble sentido. Tendrá un aparcamiento y continuidad cuando se reordene toda la circulación en La Aldehuela.

La reordenación de todo el entorno en La Aldehuela ha dado un primer paso, y de momento es un pequeño 'embudo' que deberá resolver el Ayuntamiento de Salamanca. Eso será cuando avance el proyecto para cambiar toda la circulación, anunciado hace meses con varios viales y rotondas y 2,5 millones de euros de presupuesto, pero que de momento deja la circulación un tanto complicada y envía a los conductores a un vial sin asfaltar lleno de baches y polvo.

 

El motivo es que ya se ha abierto el camino entre el recinto de la ciudad deportiva y el Tormes. La obra se inició en octubre de 2016 por cinco meses y se ha retrasado un poco. Recorre ese pasillo desde la entrada principal de La Aldehuela hasta más allá de la pasarela de la isla del Soto, en paralelo con las piscinas y parte del teso de los merenderos. El acceso, antes de doble sentido, ha cambiado su configuración y ahora tiene una única calzada asfaltada con un único sentido de circulación para vehículos y aparcamientos en un lado. La otra calzada se ha reservado para un carril bici con doble sentido.

 

Así ha quedado el vial entre La Aldehuela y el río Tormes, con un carril sólo de ida y aparcamientos.

 

El problema es que esta configuración lleva los coches a los chiringuitos, pero desembocan en una zona que está sin arreglar. Y no se puede dar la vuelta porque está comtemplado que el carril para coches sólo sea de ida. Donde termina la obra, los vehículos se encuentran con la misma zona sin asfaltar, muy bacheada y llena de polvo, que conecta con el camino que va a dar al vial trasero de La Aldehuela, también estrecho, poco operativo para la doble circulación y bacheado.

 

La situación no se arreglará hasta que el Ayuntamiento de Salamanca acometa la segunda fase, en la que hará un aparcamiento para 150 coches en la trasera de las piscinas. Desde la pasarela a Cabrerizos el consistorio de la capital va a poner aglomerado en el camino y dará continuidad al carril bici, que sumará dos kilómetros nuevos entre esta zona y el vial de la avenida de La Aldehuela. Esta senda peatonal tendrá alumbrado.

 

 

EL RESTO DE LA ACTUACIÓN

 

Frente a la pista cubierta de atletismo se va a hacer el polémico nuevo aparcamiento que obligará a eliminar la chopera, 240 ejemplares, que se cambiarán por otros 300 más pequeños (ya empezaron a talarse algunos) y que convivirán con el aparcamiento de 4.000 metros de superficie. También se ampliará el aparcamiento del rastro y se acotará una zona de uso posible para vehículos de transmisiones televisivas, pensando en los grandes camiones que desplazan las cadenas para retransmitir pruebas como el atletismo.

 

En la esquina de acceso al vial de los chiringuitos se habilitará una nueva zona de juegos infantiles. Y se mejorará la circulación con una nueva rotonda en el camino de Los Frailes y una nueva entrada al recinto.