El nuevo arma de Tráfico contra los infractores: un arsenal de drones para controlar cinturón, móvil y velocidad

Dron de la DGT.

Los drones de la DGT comenzarán a multar en la Operación Salida de agosto. Tráfico tiene once y va a comprar otros veinte.

Los drones de la Dirección General de Tráfico (DGT) comenzarán a denunciar a los conductores que infrinjan la normativa de tráfico y seguridad vial a partir de este jueves 1 de agosto, con motivo del inicio de la segunda fase de la Operación Salida del verano, que arranca este miércoles 31 de julio, para la que se prevén 2,9 millones de desplazamientos por carretera.

 

Los drones están destinados prioritariamente a la vigilancia del tráfico en aquellos tramos donde el riesgo de accidentabilidad es mayor; en las carreteras donde hay un mayor tránsito de usuarios vulnerables, en particular de ciclistas, motociclistas y peatones; y a la supervisión de distracciones durante la conducción. También se utilizan para la monitorización y apoyo a la regulación en operaciones y eventos especiales en los que se concentra un elevado número de movimientos en carretera; a misiones ordinarias de regulación complementarias a las desarrolladas por los helicópteros; y a apoyar en situaciones de emergencia que por su gravedad afecten de manera notable a la circulación y seguridad de los usuarios de la vía.

 

Como ya anunció el director general de tráfico, Pere Navarro, el organismo está dotándose de estas aeronaves pilotadas por control remoto para realizar misiones de vigilancia y regulación aérea del tráfico. Actualmente el organismo cuenta con 11 drones, 3 de ellos certificados por el Centro Español de Metrología (CEM), que son los que van a comenzar a denunciar. Los 8 restantes seguirán utilizándose para la regulación y gestión del tráfico. Además, está en proceso de licitación la adquisición de otras 20 unidades que una vez suministradas y certificadas se incorporarán a las labores de vigilancia y control del tráfico.

 

La infracción captada por drones podrá ser notificada en el acto por un agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) o ser tramitada posteriormente por las autoridades competentes. Todas ellas, dispondrán del fotograma correspondiente con la evidencia de la infracción cometida por el conductor.ómicas.

 

 

ZOOM DE HASTA 2 KILÓMETROS

 

La DGT tiene once drones de varios modelos que pueden volar a una altura máxima de 120 metros, según lo marcado por ley, y llevan incorporada una cámara que es capaz de alcanzar una distancia focal de hasta dos kilómetros (zoom). Esto permitirá que se detecten los comportamientos de los conductores al volante, como por ejemplo, si lleva o no puesto el cinturón de seguridad o si iba utilizando el móvil. Ambas son consideradas 'infracciones graves' y, por tanto, conllevan una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carné.

 

Para el manejo de drones, se han formado ya a 30 personas. Todos ellos han tenido que pasar por un curso de formación de 70 horas (50 horas de teoría y 20 de práctica). Por cada aparato en funcionamiento, hay detrás un equipo de 2 ó 3 personas: el piloto del dron, el piloto de la cámara del dron y, a veces, un asistente.

 

Este equipo, que trabaja sobre terreno, cuenta con unos aparatos portátiles de visualización de las imágenes grabadas por el dron, y que son remitidas a tiempo real al centro de control de la DGT, con sede en Madrid.

 

Con vistas a que estos mini-aparatos se incorporen definitivamente a la flota de medios aéreos de la DGT con el fin último de 'cazar' a los infractores, se espera que se amplíe su cobertura de vigilancia, así como su número para que su funcionamiento sea continuo, es decir, durante todo el año.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: