El nuevo acceso al Hospital, un carril bici con un tobogán de alta velocidad

En la imagen se puede apreciar la importante pendiente con la que arranca el nuevo carril bici desde San Vicente.

La fuerte pendiente con la que arraca el nuevo acceso al Hospital convierte este nuevo tramo de carril bici en un tobogán de bajada que puede llevar a sus usuarios a toda velocidad a una zona con peatones y coches.

El nuevo acceso peatonal y ciclista al complejo hospitalario desde San Vicente está pendiente de su inauguración cuando ya acumula una semana de retraso con respecto a los cuatro meses fijados para su finalización. El Ayuntamiento de Salamanca aseguró que estaría a finales de septiembre y, aunque no le falta mucho, no va a ser así. En todo caso, ya se puede ver el diseño del acceso, que cumple con el objetivo de ser accesible al sustituir los tramos de escaleras y las estrechas aceras que tenía antes... pero se han cambiado por una pronunciada rampa.

 

Salvar el desnivel entre el complejo hospitalario y el portillo de San Vicente obligaba a esta solución, pero a simple vista llama la atención la pronunciada rampa. Desde la entrada del nuevo acceso es fácil darse cuenta de que el arranque del carril bici va a ser casi un tobogán con una importante pendiente, en pocos metros, baja de un nivel al otro lo que puede generar problemas tanto de subida como de bajada. Desde San Vicente al hospital los ciclistas tendrán que frenar si no quieren desembocar demasiado deprisa frente a la facultad de Enfermería, donde se encontrarán con tráfico de personas hacia el hosipital y el campus y de coches hacia el parking.

 

De subida va a ser casi peor. En pocos puntos de la red de carril bici se puede encontrar un repecho con la pendiente que hay que superar para circular desde el campus y hacia el centro histórico. Esos últimos metros se le van a hacer largos a más de uno.

 

Además de este nuevo acceso, ya está casi listo el nuevo carril bici que conectará este punto con Francisco Tomás y Valiente, donde entronca con un tramo ya existente. El nuevo tramo partirá de la confluencia de las calles García Tejado y San Vicente, en el acceso al propio portillo de San Vicente, con el que se consigue la conexión de la red de carriles bici existente con el centro histórico dando así cumplimiento a esta demanda de las asociaciones ciclistas. 

Noticias relacionadas