El nocturno y la línea 4, estrellas de un bus urbano que crece en usuarios

Más de 6,5 millones de viajeros utilizaron el autobús urbano durante el primer semestre de 2017, un 5,1% más que el año pasado en el mismo período. El nocturno es el servicio que más crece y la línea 4, Cementerio-Toreses, la más utilizada: roza el millón de viajeros hasta junio.

Un total de 6.534.444 viajeros han utilizado el autobús urbano durante el primer semestre de este año, lo que supone un aumento del 5,1 % respecto al mismo periodo del año anterior que fueron 6.217.156. Todas las líneas han registrado crecimientos siendo la que mayor aumento ha tenido la de la ruta Sur, servicio nocturno, con un total de 20.178 viajeros, un 21,3% más que en 2016. A continuación se sitúa la línea que cubre el trayecto entre Huerta Otea y San José, que registró un aumento de 40.622 usuarios, un 15,1% más que en el primer semestre del año anterior.

 

También experimentaron una fuerte subida el servicio nocturno, ruta Norte, con un aumento del 14,3%; la línea entre el Campus Unamuno y Prosperidad (L-7), con un 8%, mismo incremento que la línea Pizarrales-San Julián (L-2) y la línea Capuchinos-Zurguén (L-9), con un 6,2%.

 

Por número de viajeros, entre los meses de enero y junio de este año, la línea que recorre el trayecto entre el Cementerio y Los Toreses (L-4) fue la que más usuarios registró, con 916.889; seguida de las líneas Garrido – San José por el centro  (L-3), con 845.372) viajeros; Capuchinos – Zurguén (L-9), con 714.940 viajeros; Cipreses – Buenos Aires por hospitales (L-11), con 557.778 usuarios y Pizarrales – San Julián (L-2), con 529.887 viajeros.