El 'no' a Sánchez y los pactos en ayuntamientos y autonomías le abren otra brecha a Rivera en Castilla y León

Las voces discrepantes se hacen notar en Ciudadanos: cuatro votos en contra y tres abstenciones se rebelan contra el criterio de Rivera. Igea se pone en el lado discrepante, Fuentes se mantiene con el aparato.

Una quinta parte de la dirección nacional de Ciudadanos ha evitado apoyar este lunes la estrategia impulsada por su presidente, Albert Rivera, de no facilitar la investidura del líder del PSOE, Pedro Sánchez, como presidente del Gobierno. Así se ha puesto de manifiesto en la votación que se ha realizado durante la reunión del Comité Ejecutivo a petición del líder de Cs en el Parlamento Europeo y responsable de Economía y Empleo del partido, Luis Garicano, y del también eurodiputado Javier Nart.


Como consecuencia del resultado, mayoritariamente a favor de mantener la estrategia actual, Nart ha dimitido de su puesto en la Ejecutiva, aunque mantendrá su escaño. Es la segunda baja en Cs este lunes, ya que poco antes el secretario de Programas y Áreas Sectoriales y portavoz adjunto en el Congreso, Toni Roldán, había anunciado que abandonaba sus cargos públicos y orgánicos y dejaba el partido.


Tras las duras críticas de Roldán a la política de pactos impulsada por Rivera -tanto en el ámbito nacional como en el municipal y el autonómico-, Garicano y Nart promovieron una votación para plantear una revisión de la estrategia con el fin de abrir "una vía de negociación con Sánchez".


Pero los dos eurodiputados no son los únicos en la Ejecutiva que han rechazado la decisión de no facilitar la investidura de Sánchez, que había sido adoptada por todos sus miembros el pasado 3 de junio. En un partido acostumbrado a aprobar las decisiones por unanimidad, cualquier discrepancia en las votaciones resulta significativa.


De los 35 miembros que componen el Comité Ejecutivo -descontando a Roldán, que no ha participado en la reunión-, ha habido cuatro que han abogado por corregir el rumbo: Javier Nart, Luis Garicano, el candidato de Cs a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, y el exdiputado en el Congreso Fernando Maura.


Otros 25 dirigentes han votado "a favor de mantener la estrategia de decirle no a Pedro Sánchez", mientras que otros cuatro se han abstenido. En un principio, Ciudadanos detalló que los que habían votado a favor eran 24, pero luego ha aclarado que fueron 25. Respecto a los tres que faltan para sumar el total de 35 miembros, el partido ha explicado que no han asistido a la reunión y no han votado, pero no ha dicho quiénes eran los ausentes. 


Los tres abstencionistas son el vicepresidente cuarto del Congreso, Nacho Prendes, la diputada por Alicante Marta Martín y la portavoz de Cs en Castilla-La Mancha, Orlena de Miguel, según ha podido saber Europa Press.

 

De los votos en contra, no sorprenden los de Roldán, Nart y Garicano que hace tiempo que han manifestado sus discrepancias con la línea marcada por Rivera. Tampoco sorprende la postura de Igea, que ha dejado ver su malestar en Castilla y León por tener que negociar un acuerdo de gobierno con el PP tras haber defendido en la campaña electoral que en esta comunidad hacía falta un cambio y políticas de regeneración.

 

En frente de Igea, el otro representante de Castilla y León en la ejecutiva de Ciudadanos es Luis Fuentes, ahora presidente de las Cortes regionales, que fue aspirante a presidir la Junta hasta que el partido hizo la maniobra de Silvia Clemente.