El negro futuro demográfico de Salamanca: la 'vuelta de tuerca' por la pandemia que espera en 2020
Cyl dots mini

El negro futuro demográfico de Salamanca: la 'vuelta de tuerca' por la pandemia que espera en 2020

Salamanca baja de 2.000 nacimientos al año por primera vez en la historia y bate su récord de defunciones con más de 4.000 en 2019: cuando afloren las cifras de mortalidad de la pandemia el saldo vegetativo de Salamanca descenderá a su cota más negativa.

La despoblación sigue imparable en Salamanca y durante 2019 la provincia ha repetido su patrón de los últimos años: el doble de defunciones que nacimientos y un saldo vegetativo muy en negativo que ni los fenómenos migratorios pueden compensar en términos de población. Lo malo es que cuando  lleguen los datos de 2020 la pandemia le dará otra 'vuelta de tuerca' a esta realidad con una cifra de muertos que supone un 50% más de lo habitual hasta mayo.

 

Un año más, los nacimientos están muy por debajo de los fallecimientos en Salamanca. Según los datos del INE, durante el año 2019 se registraron 1.933 nacimientos, mientras que fueron 4.045 las defunciones. El resultado, uno de los peores saldos vegetativos de Castilla y León: fue negativo en todas las provincias con León en el peor balance, con 3.782 fallecimientos más que nacimientos, seguida de Salamanca, con 2.112, y Zamora, con 1.868.

 

En el caso de los nacimientos, la cifra es la más baja desde que hay datos en la provincia y la primera vez que baja de los 2.000 al año. Fueron cerca de 5.000 en 1976, pero desde entonces la cifra anual de alumbramientos en la provincia ha ido cayendo poco a poco. Por contra, la cifra de defunciones ha registrado su mayor cifra de la historia y esos 4.045 son el tercer año consecutivo que se supera la barrera de los 4.000. El saldo vegetativo fue este pasado 2019 el más negativo de la historia, y ahora hay que esperar los datos del año de la pandemia.

 

Cuando el año que viene por estas fechas se conozcan las cifras oficiales de defunciones en la provincia, saldrá a la luz el efecto real de la pandemia en la mortalidad. Sin embargo, ya hay cosas que podemos saber. Este mismo jueves el INE desvelaba que la mortalidad entre enero y mayo en la provincia subió casi un 50% uno de los mayores aumentos del país.

 

Un total de 2.733 personas murieron en Salamanca entre enero y mayo por todas las causas, de las cuales 881 lo hicieron por Covid, ya fuera confirmado (569) o sospechoso (312). En el mismo período del año pasado, fallecieron en Salamanca 1.825 personas lo que supone que en los cinco primeros meses del año fallecieron 908 personas más, un incremento de cerca del 50% que se puede atribuir directamente al Covid: las muertes por enfermedades infecciosas pasaron de 25 entre enero y mayo de 2019 a las 911 de este año, con 881 casos de Covid entre confirmado y sospechoso.

Noticias relacionadas