El Nazareno cautiva a sus fieles a pesar de no poder salir a la calle

Los hermanos de carga tras la cancelación de la procesión (Foto: T. Navarro)

La procesión no ha podido realizarse debido a la lluvia por lo que desde la Junta Directiva ha decidido rezar una oración en el interior de la Iglesia de San Julián (Salamanca). 

La iglesia de San Julián y Santa Basilisa de Salamanca no ha podido cumplir con la tradición del Viernes Santo para que la Congregación de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santo Entierro iniciara la marcha por las calles de la ciudad. La lluvia y la nieve han hecho que la Junta Directiva se haya visto obligada a suspender de forma definitiva la procesión.

 

 

La desazón entre los hermanos no se ha hecho esperar, por lo que se ha decidido rezar una oración ante el Nazareno, que este 2018 luce una túnica nueva realizada con tradicionales bordados charros, a manos de dos integrantes de la hermandad. Más de mil horas de bordado en oro, que sin duda no han dejado a nadie indiferente.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: