El Nazareno cautiva a los fieles en su 'reencuentro' con las calles de Salamanca
Cyl dots mini

El Nazareno cautiva a los fieles en su 'reencuentro' con las calles de Salamanca

Fotos: Arai Santana
Ver album

Durante toda la jornada se miró al cielo esperando que no se repitiera la decepción de 2018 cuando el Nazareno no pudo salir a la calle por la lluvia. Finalmente escampó y las puertas de San Julián abrieron para dar paso al desfile de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santo Entierro. 

La iglesia de San Julián y Santa Basilisa de Salamanca esta vez sí pudo abrir sus puertas Viernes Santo para que la Congregación de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santo Entierro iniciara la marcha por las calles de la ciudad. 

 

En 2018, cuando la congregación celebraba su 75 aniversario, la lluvia y la nieve obligaron a la Junta Directiva a la procesión y en 2019 también había amenaza de chubasco pero finalmente el cielo aguantó porque quería ver en las calles de Salamanca al Nazareno. 

 

Se ha podido ver la imagen así por fin en todo su esplendor con la túnica nueva realizada el año pasado con tradicionales bordados charros. Una túnica confeccionada en terciopelo morado bordado en tres tipos de hilo de oro  que incorpora motivos de la tradición serrana del siglo XVI, como dos botones charros que se emplean para cerrar la túnica imitando el diseño de las capas charras. También de estreno un estandarte con un lienzo de la cara de Jesús

 

 

Como siempre los acompañantes de los pasos han vestido sus reconocidas túnicas moradas, una soga al cuello y una corona de espinas, para acompañar así a los pasos de Jesús en la calle de la Amargura (un conjunto escultórico formado por la figura de Jesús, el Cirineo, el soldado y el sayón, obras de José de Larra Churriguera, 1716, y la Virgen María, de Antonio Hernández, 1797) y el Santo Entierro.

 

 

En cuanto al Santo Entierro, son siete figuras del escultor Francisco González Macías en 1942, donde destaca José de Arimatea y Nicodemo, que sostienen sobre una sábana a Cristo, junto a María Magdalena, la Virgen María, el apostol San Juan y María de Cleofás.