El Museo Textil se licita a finales de abril y verá la luz este verano

Fundación. El modelo de gestión previsto por el Ayuntamiento es el de una fundación cuyo patronato gestione el centro. Futuro. Las obras se adjudicarán no más tarde de mayo y se ejecutarán en 3 meses
S&P

Los trabajos para la finalización del eterno Museo Textil podrían concluir este verano a tenor de los planteamientos del Gobierno municipal y de los plazos ofrecidos por técnicos y licitadores, toda vez que el Ministerio de Vivienda, a quien compete el proyecto, haya aprobado los recientes cambios realizados en el mismo.

Tal y como ha podido conocer este periódico, las obras serán licitadas en los últimos días de abril o en el inicio del mes de mayo. En este sentido hay que destacar que el volumen de los trabajos no superaría el plazo de los tres meses, con lo que los responsables municipales esperan que las obras, necesarias para la puesta en marcha del centro museístico, pudieran estar concluidas durante el verano.

Más de una década
El actual redactor presentó un proyecto valorado en 400.000 euros que tuvo que ser modificado, lo que supuso un nuevo retraso en la conclusión de este proyecto sobre el que ya se lleva trabajando más de una década y que la actual corporación pretende concluir con la ayuda del Ministerio.

El Ministerio de Vivienda, por su parte, aceptaba recientemente los cambios en el proyecto y éste cobra ahora continuidad. El alcalde de Béjar, Cipriano González, considera que la finalización de estos trabajos será la recta definitiva para la puesta en funcionamiento de las instalaciones. Las labores necesarias consistirán en la urbanización del entorno, aún no realizada, así como la de los accesos o la construcción de una pasarela sobre el río sobre el que se asienta el predio.

El equipo de Gobierno se plantea inicialmente, aunque no de forma concluyente, un modelo de gestión a través del patronato de una fundación constituida al efecto, como ya sucede con otros centros en la ciudad, como el Museo Judío, dirigido por otra fundación.

La conclusión de los trabajos para la puesta en marcha de la minicentral hidroeléctrica que existió en las instalaciones, que aprovecharía la fuerza del río para la producción de energía eléctrica, era otro de los apartados de obras previsto.

Las ingentes cantidades de dinero empleadas en el proyecto en anteriores legislaturas y la ausencia de resultados motivaron que el actual equipo de Gobierno anunciara una auditoría.

El anterior alcalde, Alejo Riñones, anunció en 2003, que en los primeros meses de 2004 la ciudad ya podría contar con el museo, obviando las fases mencionadas anteriormente y para las que el anterior equipo de Gobierno no contaba con presupuesto.