El Museo de la Automoción suma 1.500 miniaturas de vehículos a escala de la segunda mitad del siglo XX
Cyl dots mini

El Museo de la Automoción suma 1.500 miniaturas de vehículos a escala de la segunda mitad del siglo XX

Las nuevas piezas de vehículos a escala incorporadas al Museo de Historia de la Automoción en Salamanca.

El Museo de Historia de la Automoción de Salamanca ha incorporado a sus fondos una colección con más de 1.500 vehículos a escala recopilados principalmente durante la segunda mitad del siglo XX.

Se trata de una colección de dos aficionados del modelismo, Álex J. García y Yago Fínez, que han donado los fondos al museo, tal y como han apuntado en la presentación, en la que ha participado también el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, y el director general del MHAS, Luis Miguel Mata.

Como han destacado y como ya se puede ver en las estanterías en las que han sido ubicados, se trata de un total de 1.508 piezas de automóviles, camiones, autobuses, tractores y grúas, que en su conjunto tienen un valor superior a los 30.000 euros.

Son reproducciones en miniatura de algunas de las principales marcas especializadas en la fabricación de juguetes y objetos a escala, como las españolas Joal, Siku, Mjorette, Burago, Solido o Corgi, -algunas de ellas ya desaparecidas-, que han pasado a formar parte de la historia de la fabricación de estos objetos cuyos orígenes, en algunos casos, se remontan a más de 100 años atrás con la manufactura de utensilios en metal.

Estas más de 1.500 piezas entregadas al Museo de Historia de la Automoción conforman una representación de las principales firmas de modelismo en España y en otros países de Europa que han hecho disfrutar a los aficionados del motor a escala.

En otras, destaca una colección de una serie de vehículos de 'gran tamaño', con "plena articulación y operatividad", que reflejan de forma "muy fidedigna" la realidad de estos complejos elementos de la ingeniería que por su tamaño real sería imposible que estuvieran presentes en las instalaciones del propio museo.

García Carbayo, durante su intervención, ha agradecido este gesto de generosidad gracias al cual el Museo de Historia de la Automoción incrementa sus fondos sumando un nuevo atractivo para salmantinos y visitantes, pensado especialmente para el "público familiar".