El Museo de la Automoción albergará desde febrero una exposición sobre la construcción del puente Enrique Estevan

El Museo de Historia de la Automoción de Salamanca

Mostrará los planos que dieron origen a la obra de ingeniería que salvó al Puente Romano

El Museo de Historia de la Automoción de Salamanca albergará desde el próximo mes de febrero una nueva exposición temporal, en la que se podrán ver los planos originales para la construcción del puente Enrique Estevan.

 

Esta obra ha cumplido un siglo de existencia desde su inauguración y los planos se podrán ver en el Museo de Historia de la Automoción, según ha explicado el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco.

 

El puente, que se levanta sobre el río Tormes, fue el segundo en construirse para acceder a la ciudad y el primero que se diseñó con el fin específico de permitir una circulación fluida de vehículos.

 

La historia de este puente se remonta a finales del siglo XIX, cuando las autoridades locales del momento pensaron en la modificación del Puente Romano. Entonces, se defendía la idea de modificar la milenaria construcción con un ancho más amplio gracias a andenes volados metálicos.

 

Por suerte, este proyecto finalmente se desestimó y los responsables políticos del momento se decantaron por un nuevo puente, defendido por el entonces concejal Enrique Estevan.

 

La edificación, de más de 200 metros de longitud, fue realizada por el arquitecto Saturnino Zufiaurre y es uno de los bienes más representativos de la arquitectura del hierro en la ciudad junto a la Casa Lis, el Mercado Central de Abastos y la Plaza de Toros.