El municipio inicia su expansión desde el Sector 2 hacia la capital

Punto estratégico. En marcha una nueva zona residencial junto al puente Juan Carlos I. Promoción municipal. Acoge la construcción de viviendas libres y protegidas, entre ellas las del Ayuntamiento
E. BERMEJO
Las máquinas ya han entrado en la futura zona residencial de Santa Marta de Tormes, al amparo de lo que contempla el Plan General de Ordenación Urbana que el Ayuntamiento espera aprobar de forma provisional en cuanto la Junta le dé el último repaso.

Con esta iniciativa la localidad da un paso más en su expansión hacia la capital, frente a la urbanización la Fontana, donde las excavadoras han comenzado recientemente a delimitar espacios en el que ya es uno de los principales puntos estratégicos para el crecimiento del municipio.

Una empresa constructora ha empezado a sentar las bases de lo que será el nuevo espacio residencial del Sector 2 que contempla, junto a las viviendas proyectadas por esa misma promotora, la construcción de otras de carácter protegido y promovidas por el Ayuntamiento, seis de ellas destinadas a jóvenes. Merced a un convenio entre el Consistorio y la empresa, esta zona incluye, además, un equipamiento urbano muy completo, en el que destaca un polideportivo cubierto y un parque de más de 20.000 metros cuadrados con zonas de juego infantiles, una zona de ocio y esparcimiento para pasear, un embarcadero y una parcela que acogerá las viviendas impulsadas por el Ayuntamiento. Asimismo, una conocida superficie comercial ha mostrado su interés por asentarse en esta zona y ya ha solicitado la licencia pertinente.

Primera experiencia municipal
Con esta iniciativa el Consistorio transtormesino se enfrenta a una experiencia pionera, que no es otra que desarrollar la primera promoción de viviendas protegidas municipales.

Cabe recordar que hace un tiempo quiso poner en marcha un Patronato de Vivienda que le permitiera involucrarse de lleno y agilizar no sólo la construcción, sino también la adjudicación de los inmuebles. Esta propuesta se desestimó por falta del presupuesto y de la infraestructura necesaria, por lo que el desarrollo de esta parcela será su experiencia piloto y, una vez vistos los resultados, se valorará qué hacer y cómo actuar ante el resto de parcelas municipales existentes para tal fin.

Forma de operar
Fuentes próximas al Ayuntamiento señalan que, hasta ahora, cuando el Consistorio pretendía desarrollar uno de estos solares, lo hacía a través de la Administración correspondiente, pues cedía el terreno al constructor y era la Administración la que iniciaba el procedimiento de adjudicación a los ciudadanos, según baremo.

El proceso suele llevar varios años, para desesperación de los vecinos. “El Ayuntamiento sólo participa en las mesas de seguimiento y recaba de los ciudadanos interesados la información necesaria para los trámites. Es la Administración la que adjudica las viviendas, lo que dilata de forma exagerada el tiempo transcurrido entre la cesión de los terrenos y la adjudicación de los pisos a los solicitantes. Es un mero espectador que no recibe absolutamente nada”, señalan las mismas fuentes.