El Mundial, como siempre, en el 'var'