El Multiusos sigue cobrando a sus usuarios pese a que la piscina lleva dos semanas cerrada

Abonados de la piscina del Sánchez Paraíso denuncian que se les cobre la cuota pese a que la piscina, que lleva meses en mal estado, está cerrada desde el día 10 tras desprenderse parte del techo con once personas dentro.

El calamitoso estado del pabellón Multiusos sigue dando que hablar. A punto de refrendarse el nuevo contrato de concesión y las inmediatas y millonarias obras para arreglar la instalación, ni siquiera la perspectiva de una reforma en profundidad da un respiro a una instalación totalmente abandonada a su suerte. Hace ya casi dos semanas completas que cedió el techo de la piscina con once personas y una socorrista dentro; no hubo que lamentar desgracias personales, pero el incidente redondeó el historial de deterioro de esta zona del pabellón.

 

A día de hoy, la piscina sigue cerrada para los usuarios, pero han empezado las quejas por la actitud de la empresa gestora. Según los testimonios recogidos por TRIBUNA, nadie de la empresa se ha puesto en contacto con los abonados para explicarles la nueva situación, pero lo que realmente indigna a los consultados es que la empresa se niega a aplicarles una reducción de la cuota. El abono se paga por el uso de toda la instalación, pero muchos usuarios se lo sacan sólo para ir a la piscina... que llevan quince días sin poder usar. Muchos han tenido que buscar una alternativa para poder hacer un uso que, en muchos casos, está relacionado con tratamientos de salud. "Nos sentimos expulsados de una instalación municipal", aseguran.

 

Además, los usuarios se quejan del lamentable estado de la zona de agua de las instalaciones. Según los testimonios recogidos, el agua de la piscina estuvo verde el verano pasado, varias de las duchas no funcionan ni desaguan bien, las taquillas presentan desperfectos... El estado de la piscina no responde con la tarifa que se paga por el uso del Multiusos. Sólo la piscina requiere de un arreglo por 272.000 euros y el resto de las actuaciones dispara la factura por encima de los 1,4 millones.

 

Próximamente se refrendará la entrada de una nueva concesionaria, pero eso no va a acabar con las incomodidades porque la instalación va a estar abierta y en obras: un año van a durar. La semana pasada se ha dado el visto bueno para la adjudicación del contrato de gestión a Enjoy Wellness, la misma que ejerce esa función en estos momentos, pero de manera provisional y después de más de dos años en precario. Es la misma empresa que gestiona la ciudad deportiva de La Aldehuela y las piscinas municipales (en unión con otra sociedad).

 

Con todo, la firma del contrato significará el inicio inmediato de las obras. Aunque el equipo de Gobierno intentó dar a entender que iban a ser gratis para el municipio, no será así. Se va a pagar una subvención de 1.408.994,43 euros a Enjoy Wellness para que haga las reparaciones necesarias: vamos, que la obra la hace la concesionaria, pero la paga el Ayuntamiento. La cantidad de la subvención y del proyecto de rehabilitación son la misma.