El Multiusos empieza sus obras con despido de personal

El Multiusos cierra a partir de este sábado durante tres meses y la empresa que lo gestiona ha procedido este viernes, al menos, a un despido coincidiendo con el inicio de las obras. 

El Multiusos Sánchez Paraíso afronta a partir de hoy, día 15 de julio, una profunda remodelación que costará a los salmantinos 1,4 millones de euros. El emblemático edificio se encuentra en unas pésimas condiciones después de años de abandono por la falta de mantenimiento, responsabilidad de la anterior concesionaria; y ha estado más de dos años en gestión provisional por la incapacidad del equipo de Gobierno para ponerle solución al relevo de concesionaria. Lo que parecía una larga demora para encontrar una empresa idónea reveló sus verdaderos motivos meses atrás: hacía falta una millonaria inversión de la que nadie había dicho nada.

 

Esa inversión se concreta a partir de este sábado con el inicio de las obras que, sobre el papel, tendrán que estar terminadas el 15 de octubre próximo. Coincidiendo con el inicio de las obras, la empresa concesionaria actual ha procedido a realizar al menos un despido como ha tenido constancia TRIBUNA de Salamanca. Una denuncia ha permitido a este medio conocer el despido de una persona que llevaba tres años trabajando en el Multiusos, M. R. R., a la que la empresa le ha comunicado este viernes, un día antes de empezar las obras, que prescindía de sus servicios. La carta de despido obra en poder de este medio y se reproduce en esta información, pero eliminando los datos personales.

 

En el despido se alega un motivo disciplinario, "una disminución continuada y voluntaria del rendimiento normal de su trabajo", que llega precisamente un día antes de empezar las obras que tendrán cerrado el edificio durante tres meses. La afectada niega que se haya producido tal merma de rendimiento y considera que es un despido improcedente. La carta de despido viene firmada por personal de la empresa concesionaria.

 

carta despido multiusosSegún la trabajadora, el despido llega poco después de que un responsable de Enjoy Wellness, David Sotelo (n.d.r.: jefe de operaciones de Enjoy Wellness) según su versión, les explicara en una reunión que a pesar del cierre de tres meses no iba a haber despidos  y que el personal conservaría sus puestos de trabajo y seguiría ejerciéndolos en la medida que las obras lo permitieran o en otros centros gestionados por la empresa.

 

La actual empresa concesionaria es Enjoy Wellness, que también gestiona La Aldehuela y las piscinas municipales (estas, en UTE con otra empresa), contratos por 36 millones de euros que el Ayuntamiento de Salamanca le ha concedido en poco más de dos años. Según el pliego de condiciones, está obligada a subrogar los contratos de los trabajadores que encontró cuando asumió la gestión hace unos meses, aunque llevaba más de dos años en gestión provisional; esa es una cláusula que se impone habitualmente para evitar despidos.

 

Si el despido es improcedente, la empresa habría incumplido con la obligación de mantener al personal contratado, no así si lograra que la trabajadora aceptara el despido disciplinario. La trabajadora afectada asegura que ha habido más despidos en el complejo y en las pistas de pádel, que también asume la nueva empresa, extremo que este medio no ha podido contrastar.

 

La situación del Multiusos es caótica desde hace tiempo. Hace años se rompió el contrato con la anterior concesionaria al destaparte, por una denuncia de TRIBUNA, el pésimo estado de las instalaciones. La empresa quebró y no se le ha podido reclamar más que una pequeña parte de lo que van a costar las obras, que el consistorio asegura no son todas producto del deterioro, sino que también hay mejoras. La gestión la asumió provisionalmente Enjoy Wellness para unos pocos meses, pero se prolongó más de dos años. En el tramo final, y entre quejas de los casi 2.000 usuarios que tiene, se produjo el desprendimiento del techo de la piscina por lo que hubo que cerrarla: a pesar de ello, se siguió cobrando el abono a los usuarios. El Ayuntamiento ha ofrecido a los usuarios trasladarse a las instalaciones de La Aldehuela, que gestiona la misma empresa.