El Mobile World Congress volvió a cerrar con éxito de público

Mobile World Congress

Celebrado entre la Fira Gran Via y la Fira Montjuïc, donde tienen lugar las actividades adicionales, está considerado uno de los eventos de tecnología más importantes de todo el mundo.

Unos 107.000 asistentes registró la última edición del Mobile World Congress en Barcelona, que tuvo lugar entre los pasados 26 de febrero y 1 de marzo. Celebrado entre la Fira Gran Via y la Fira Montjuïc, donde tienen lugar las actividades adicionales, está considerado uno de los eventos de tecnología más importantes de todo el mundo.

 

Pese a que el objetivo era, al menos, igualar la cifra de asistencia registrada el año pasado, de 108.000, de esta edición también se sacan conclusiones positivas. Así lo ha señalado John Hoffman, consejero delegado de GSMA, quien explica que los asistentes han sido de alto nivel “en particular con la cantidad de consejeros delegados, así como la gran asistencia de ministros y reguladores del gobierno”.

 

Su objetivo, de hecho, va más allá de la cantidad, e incluso de la importancia que se le quiera dar al evento. La intención, dice Hoffman, es atraer a la audiencia adecuada, tanto en conferencias como en exposiciones y otros programas y eventos asociados.

 

También ha valorado la edición la alcaldesa de la ciudad anfitriona, Ada Colau, que también hablaba de “éxito rotundo”. Pese a la polémica que preocupaba a ciertos sectores, con motivo de las discrepancias políticas que se viven en Barcelona, Colau cree que las buenas condiciones y la estabilidad que exigen los organizadores se han dado “mejor que nunca” este año.

 

Las cifras oficiales hablan por sí solas: 55% de directivos sénior de participantes, con más de 7.700 consejeros delegados (más que el año pasado, que fueron 6.100); un 24% de mujeres, un 23% más que el año pasado; un 28% de ellas han sido conferenciantes, un 21% más que la edición anterior. También ha habido más empresas expositoras en los 120.000 metros cuadrados destinados al evento, y más de 3.500 medios de comunicación acreditados del mundo.

 

Hacen que Barcelona se haya confirmado como la anfitriona de este gran congreso tecnológico para 2019, y lo acogerá entre los días 25 y 28 de febrero.

 

Las novedades más llamativas

Los expertos ya han decidido cuáles han sido las estrellas de este Mobile World Congress 2018. En los primeros puestos del ranking suelen ubicar el último lanzamiento de Samsung, que suele ser la más esperada. Este año ha sido el S9, un teléfono que integra la inteligencia artificial y trae cambios de calado en su cámara, como la cámara superlenta. Tiene un procesador más potente y accesorios que le permitirán usarlo como ordenador, además de un creador de emojis realistas.

 

Sony, por su parte, ha presentado el XZ2, compacto pero con pantalla grande y en FullHD+. Y Nokia ha pretendido conquistar apelando a la nostalgia, con un diseño de su Nokia 8110 en amarillo, con tapa deslizante, barato y que sirve solo para llamar. Ni siquiera es compatible con Whatsapp, ya ha sido el que más ha llamado la atención entre las propuestas de la marca.

 

ZTE y su Axon M con doble pantalla plegable; Blackview y el P10000 Pro con autonomía para cuatro días; Iki Mobile y sus móviles de corcho; Leagoo y su clon del iPhone X; o Nubia y sus modelos para gammers… Son otras de las propuestas destacadas.

 

Considerando las marcas participantes y el hecho de que elijan el evento para presentar sus novedades, no es de extrañar que las miradas de todos los amantes de la tecnología móvil del mundo, geeks o no, estuvieran esos días posadas en Barcelona.

 

Incluso quienes se dedican a vender movil usado, aquellos gestores de webs donde te compran el teléfono y desde las que se accede a amplia opciones de venta de móviles usados, no le quitan ojo: el MWC marcará la tendencia también en su caso, dinamizando el sector.

 

Lo que menos gustó

La escasa participación de mujeres, que apenas tienen participación en charlas o presentación aunque se haya mejorada el registro, sigue siendo una realidad. Y es preciso ponerlo sobre la mesa, sobre todo con en el contexto que estamos viviendo.

 

Algunos expertos también han echado de menos la presentación de un gadget que resulte sorprendente para acaparar aún más interés, o la presencia de las personalidades más famosas del mundillo.

 

La polémica en torno al evento, entre la alcaldesa y el rey, tampoco se ha visto como positiva, por acaparar demasiados titulares.