El Ministerio valora la función medioambiental de la apicultura

También se hace eco de su contribución al equilibrio ecológico
El secretario general de Medio Rural del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Eduardo Tamarit, ha destacado el beneficio que "mas allá del interés económico" brinda el sector apícola, por su función medioambiental y por su contribución al equilibrio ecológico, y a la mejora y mantenimiento de la biodiversidad.

Esta valoración la ha realizado durante el acto de inauguración del 'I Primer Workshop Internacional sobre el Empleo de especies de la Superfamilia Apoidea en Estudios de Biodiversidad, Desarrollo Sostenible y Bioseguridad Ambiental en el Territorio', que se celebra en la Universidad de Córdoba (UCO).

El secretario general ha valorado también las posibilidades de este encuentro multidisciplinar que reúne a científicos, apicultores, técnicos apícolas, personal de la administración y empresas, procedentes de distintos campos.

A este respecto, ha indicado que la jornada "permitirá obtener una visión general y abierta de este tema y su problemática, así como intercambiar experiencias en base a la investigación sobre las especies de la Superfamilia Apoidea, posibilitando la apertura de nuevas vías de innovación, desarrollo y empleo, para este sector estratégico que es la apicultura".

En esta línea, Tamarit ha subrayado la apuesta del MARM por la investigación apícola desde la puesta en marcha del primer Programa Nacional de medidas de ayuda para la apicultura en 1998, y la colaboración brindada desde ese año para la realización de numerosos proyectos de investigación.

En especial el secretario general ha hecho referencia al proyecto de Apoidea sobre el Desarrollo de estaciones de bio-monitoreo con colonias de Apis melliferea para la evaluación de la contaminación urbana en Córdoba, que ha contado con la colaboración del MARM y del Ministerio de Ciencia e Innovación, y que, ha señalado Tamarit, "ha permitido que Córdoba sea a día de hoy la ciudad de España más segura ambientalmente con la utilización del mejor bioindicador del territorio que se conoce, las abejas".

También ha resaltado como línea de investigación de especial interés para el Ministerio la sanidad apícola, destacando que "un buen nivel sanitario es esencial para la pervivencia y viabilidad económica del sector", a lo que ha añadido que la existencia de procesos multifactoriales de difícil caracterización --enfermedades, climatología, manejo, alimentación, plaguicidas-- son "causantes de pérdidas severas para el sector y que por lo tanto requieren un estudio científico profundo, manteniendo una visión global".

Asimismo, Tamarit ha indicado que España reúne las condiciones geo-climáticas adecuadas para facilitar el desarrollo y mejora del sector apícola gracias a la abundante flora melífera, junto a la existencia de una subespecie, la abeja ibérica, que presenta unas excepcionales condiciones pecoreadoras, que hacen de España el país con el mayor censo de colmenas de la Unión Europea (UE) y con una producción de miel de 33.000 toneladas.