El Ministerio aceptó el pase a fase 2 de Castilla y León con peros a las residencias y las reservas de mascarillas

El ministro de Sanidad, en deliberaciones con la comunidad de Castilla y León.

El Ministerio de Sanidad recomienda a Castilla y León vigilar residencias y stock de materiales, pero consideró que estaba "bien preparada en cuanto a capacidad de laboratorio y a la vigilancia epidemiológica".

El Ministerio de Sanidad ha publicado este lunes en su página web los informes de todas las comunidades autónomas que han pasado a fase 2 del plan de transición hacia la denominada "nueva normalidad". La publicación de los informes había sido demandada desde varios gobiernos regionales para conocer los datos en los que se había apoyado Sanidad. Una de las más duras fue la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tras las dos negativas de Sanidad para que la región abandonara la fase inicial.

 

Entre los informes publicados está el de Castilla y León, fechado el 5 de junio y firmado por la directora general de Salud Pública del ministerio, Pilar Aparicio. La conclusión del informe es que "Castilla y León tiene una situación epidemiológica aceptable" con "adecuados recursos asistenciales en Atención Primaria y capacidad de camas de UCI y de hospitalización de agudos". Además, añade que la comunidad "está bien preparada en cuanto a capacidad de laboratorio y a la vigilancia epidemiológica".

 

En el capítulo de 'peros', el Ministerio recomienda "reforzar la vigilancia y el control en las residencias de mayores". Además, en relación al material, pide "vigilar las reservas de mascarillas FFP2 y en hisopos para tomar muestras".

 

En su análisis, el ministerio asegura que Castilla y León ha mejorado la situación de sus residencias, ya que solo en 44 de las 700 que hay se ha notificado algún caso nuevo en las dos semanas previas, una cifras inferior a la del informe para fase 1. Y también que se ha mejorado el porcentaje de los sospechosos que llegan a Atención Primaria a los que se hace prueba PCR, llegando al 80% en siete de las nueve provincias, con otras dos (no dice cuáles) en el 73 y el 79%.

Noticias relacionadas