Actualizado 12:04 CET Versión escritorio
Salamanca

El millonario contrato del bus urbano de Salamanca saldrá a concurso a partir del segundo semestre de 2020

MUNICIPAL

El contrato, anulado de forma definitiva en febrero pasado, debe volver a licitarse con los cambios en el servicio y asegurando la competencia. Se puede abrir el concurso a partir del 14 de marzo de 2020.

Publicado el 15.10.2019

Segundo semestre de 2020. Este es el horizonte que maneja el Ayuntamiento de Salamanca para volver a licitar el que es uno de los contratos municipales de mayor cuantía, el del bus urbano, valorado en unos 144 millones de euros en la actualidad. Sin duda, uno de los contratos más atractivos del sector del transporte, pero que a la vez es una de las herencias más complicadas que ha recibido el nuevo equipo de Gobierno del anterior. El objetivo, anunciado por el alcalde García Carbayo, es licitar a partir del segundo semestre de 2020: para entonces tiene que haber nuevos pliegos, que incluyan las modificaciones del bus, y que aseguren la concurrencia de empresas.

 

Resolver el problema no va a ser fácil, pero el consistorio tiene que hacerlo, y con cierta premura. De hecho, tiene algunas fechas marcadas en el calendario. El contrato fue anulado de manera definitiva hace unos meses, lo que salió a la luz el 20 de febrero de 2019, tras haber agotado el último recurso posible ante el Tribunal Supremo, ejercido por la propia empresa concesionaria tras renunciar a ello el Ayuntamiento. El servicio se ha seguido prestando sin novedad ya que se anuló la adjudicación y habrá que repetir el proceso desde la licitación.

 

A partir de ahí, el consistorio tenía que cumplir con algunos requisitos. El primero, publicar la licitación de este contrato en el boletín oficial de las comunidades europeas, al menos, un año antes de iniciarse el concurso. Esa condición se cumple el 14 de marzo de 2020, que es cuando se cumple el año de la publicación del anuncio en el citado boletín.

 

Así que esa primera condición obliga a esperar, al menos, hasta entonces. Ese plazo se debe aprovechar para elaborar los nuevos pliegos de contratación, algo que se pidió en las comisiones informativas finales de la pasada legislatura, junto con un informe para una posible remunicipalización. Según ha explicado el alcalde, Carlos García Carbayo, la licitación no se hará hasta el segundo semestre de 2020, aunque se podría hacer dentro de cinco meses.

 

Esta licitación está supeditada a los trabajos del grupo de mejora del bus urbano que ya se ha puesto a trabajar y que tiene claras bastantes modificaciones. Habrá más frecuencias, se recuperarán paradas como las que se perdieron en algunos centros de salud, se ampliarán líneas y se dará entrada al servicio para el nuevo Hospital, así que el contrato variará de manera sustancial. Y con ello, la cuantía del mismo.

 

 

Dar entrada a la competencia

 

Los nuevos pliegos van a tener bastantes cambios, como se ve, pero también deben cuidar el segundo motivo que 'tumbó' la adjudicación: la falta de concurrencia de empresas. La falta de publicidad en ese portal europeo fue suficiente para esta primera anulación, recurrida por considerar el ayuntamiento que era un defecto menor. Sin embargo, en marzo de 2018, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León refrendaba la nulidad del contrato y entraba en el fondo del asunto: sentenciaba que los pliegos limitaban la competencia y estaban hechos 'a medida' de la empresa que ya lo tenía. 

 

Así que ahora hay que redactar unos nuevos pliegos que aseguren la concurrencia de empresas, no como los que han acabado en nulidad del contrato. La 'prueba del siete' es que se puedan presentar otras alternativas, como la de Globalia, que ya ha manifestado su intención de hacerlo, o de otras empresas del sector.

 

 

Posibles indemnizaciones

 

Hasta entonces, el servicio se seguirá prestando con normalidad en todo caso hasta que se haga la nueva licitación, pero habrá que ver las consecuencias de la anulación, ya que la concesionaria actual podría sentirse perjudicada y solicitar indemnización si pierde el contrato a manos de una competidora. El contrato, que se adjudicó el día 3 de abril de 2014 por doce años, está valorado en 144 millones de euros, doce millones anuales, y para cuando se vuelva a licitar habrá agotado la mitad de su duración.

COMENTARComentarios