El 'mexicano del Salmantino' deja la sociedad que ha comprado el Helmántico y el legado de la UDS

(Foto: Chema Díez)

El supuesto inversor mexicano detrás del Salmantino deja de controlar la empresa que se ha hecho con el estadio, el himno y los recuerdos de la UD Salamanca. Miguel Alejandro Miranda, al que se atribuía el liderazgo del proyecto, ya no tiene cargo en la sociedad que ha hecho todas las operaciones.

Miguel Alejandro Miranda ha sido durante meses para algunos el inversor mexicano que iba a salvar el fútbol en Salamanca. Sin embargo, acaba de protagonizar una jugada incomprensible que siembra muchas dudas sobre su papel real en el proyecto. Y de paso también sobre la veracidad de lo que se ha vendido a la opinión pública. El 'mexicano del Salmantino' ha dejado de controlar la empresa que ha capitalizado todas las operaciones y está fuera de la sociedad que ha comprado el Helmántico y la 'herencia' de la extinta UD Salamanca.

 

Así se puede comprobar en el Boletín Oficial del Registro Mercantil de esta misma semana. En su edición del lunes, día 8 de mayo, se publica el cese de Miranda como administrador único en Desarrollos Empresariales Deportivos, SL, la empresa que canaliza las operaciones del supuesto grupo inversor liderado por Miranda y que supuestamente estaba detrás de la adquisición del estadio Helmántico y que esta semana se ha hecho con los derechos de la marca UD Salamanca. Ambas operaciones, rematadas en los juzgados donde acabaron los restos del histórico club salmantino.

 

Así que ahora 'Desarrollos' es dueña de dos activos fundamentales para generar un nuevo club de fútbol: un estadio y, probablemente, el derecho de usar el nombre de un club histórico. Un paquete apetecible para proyectar su desarrollo deportivo y, con el tiempo, recuperar la inversión.

 

 

LA CANTINELA DEL MEXICANO

 

Miranda ha estado vinculado durante meses a todo lo que se hacía en este nuevo proyecto de fútbol en Salamanca, algo que no casa con el hecho de que ahora desaparezca de escena y abandone sus posiciones en la sociedad dueña de estos activos. El 'mexicano' fue uno de los que participó en la compra del estadio: al registro de la propiedad acudieron el administrador concursal de la Unión Deportiva Salamanca SAD, Eduardo Pérez Cruz, Miguel Alejandro Miranda y Carlos Martín, presidente del CF Salmantino, el club que realmente está capitalizando el uso del estadio. Y ha salido de escena justo el mismo día que, según Martín, el juzgado les comunicó que se les adjudicaba el lote del himno, trofeos, un local y la marca de la UDS.

 

Así que Miguel Alejandro Miranda, al que se ha atribuído un interés real por recuperar el fútbol para Salamanca, abandona la sociedad que se ha acabado haciendo con los restos de la UDS en los juzgados justo cuando el proyecto debe tomar velocidad de crucero. En su lugar entre Luis Manuel Lovato Pérez; poco se sabe de él, salvo que tiene negocios de telefonía celular en medio mundo y que ya ha intentado (sin éxito) entrar en el negocio del fútbol español comprando participación en clubes. Es el nuevo administrador único y que queda al frente de Desarrollos Empresariales Deportivos, una sociedad con inquietantes conexiones con un temido personaje de los negocios del fútbol: Agapito Iglesias.

 

Antes que Lovato, fueron administradores únicos de la sociedad Juan José Ullastres García, administrador de ¡371 sociedades! y con cargo en una veintena; en realidad, se trata de un empresario que se dedica a registrar sociedades y tenerlas listas para su uso. Fue adminsitrador único de la sociedad hasta el 21 de julio de 2014, cuando dejó paso a un nuevo administrador, José Guerra Álvarez, que a su vez dejó el sitio en agosto de 2014 a Miguel Alejandro Miranda. Guerra es o ha sido cargo en varias sociedades que articulan la actividad empresarial del expresidente del Real Zaragoza, Agapito Iglesias.

¿Le parecería justo que el Salmantino adoptara el nombre de la UD Salamanca?