"El mercado del porcino ibérico ha cambiado, las lonjas quedan para la piara del pueblo"
Cyl dots mini

"El mercado del porcino ibérico ha cambiado, las lonjas quedan para la piara del pueblo"

Luis Ramos, industrial de la mesa de porcino (Foto: Chema Díez)
Ver album

La mesa de porcino ibérico de la Lonja de Salamanca centró el debate en la transformación del sector del ibérico que afecta tanto a ganaderos como a industriales.

El futuro del sector del ibérico ha sido protagonista en la jornada de este 7 de octubre en la Lonja de Salamanca, donde el final de la industria tradicional y del mercado tal y como se conocía hasta hacía unos años, parece haber tocado a su fin. Al menos eso es lo que indicaron industrilaes y ganaderos, con Luis Ramos como protagonista. Así fue:

 

Los industriales hicieron hincapié en el “matanzón de la semana, casi 60.000 a la semana y es algo que sorprende a todo el sector. Pero es una semana más y que se compra, se mata y se vende”, dijo Fernando Santos. “Preocupación, por parte de la industria, lo digo cada semana”.

 

Luis Ramos dijo que esto que ocurre “es raro y es complicado porque está pasando como hace bastante años. El mercado como lo conocíamos antes, está cambiando… mejor dicho, lo están cambiando y no tenía que ser así. Estamos en un mercado desconocido para el ganadero y el industrial tradicional, ha cambiado y hay que tenerlo presente. Deberíamos pensar en otras lonjas como Lérida, más que en la de Salamanca…”, explicó.

 

"La industria tradicional era Guijuelo y la comarca de Salamanca y se hacían el 90% de las operaciones y ahora vamos a operaciones que no llegan al 30% por Salamanca. Esto ha cambiado y lo sabemos muchos, porque esto tarda y las lonjas quedan para la piara del pueblo”.

 

“Esta semana es muy sencilla y no ha cambiado nada en relación a la anterior, eso es así. Esto terminará como termine, no lo sabemos. Y si se arregla con subidas, habrá que aceptarlo, aunque creo que hay estabilidad”, dijo Goyo Sánchez.

 

Los ganaderos, por su parte, explicaron que es cierto que “el mercado ha cambiado y hay que analizar el futuro. Hay una gran demanda y lo que se ha hecho en la feria de Zafra se ha hecho a precios de allí, además”, dijo Igor.

 

José Javier Rodríguez explicó que la gente “llama para buscar marranos y manda la ley de oferta y la demanda. Se buscan cerdos y la tendencia es alcista claramente”.

 

Y Miguel Ángel Flores señaló que esta semana “es casi igual que la anterior y ya dijimos que había mucha más demanda que oferta y la tendencia es alcista. No sé si hay menos cerdos en los cebaderos, pero hay pocos animales y todo se mata. Quizá dentro de unos meses haya menos cerdos gordos para la industria”.

 

A la hora de cotizar, los industriales pidieron una repetición de los precios, mientras que los ganaderos demandaron una subida de entre 0,02 y 0,03 euros para el cebo y el cebo de campo, para una decisión final de subida de 0,02 euros. Los lechones aumentaron su valor en 0,07 euros, con un euro más para el tostón.

 

PORCINO BLANCO

 

Por su parte, en lo que se refiere al blanco, “una copia de la semana anterior. Más cerdos, más peso y bajadas mínimas en el sector, con un céntimo de bajada para los cerdos selecto y normal repitiendo el graso, igual que las cerdas y los lechones”.

 

Para el tostón, “creo que no se venden ahora nada, ya que es una carne de épocas determinadas. Entonces, ¿por qué suben? Porque la lonja la mira mucha gente y es un reflejo muy importante y se están haciendo ya las operaciones de congelado para Navidad. Toca subir un euro”, dijo Goyo Sánchez.