El mercado de la vivienda en Salamanca: alquileres un 20% más altos, pisos un 40% más baratos que en la crisis
Cyl dots mini

El mercado de la vivienda en Salamanca: alquileres un 20% más altos, pisos un 40% más baratos que en la crisis

Anuncios de pisos en venta y alquiler en una inmobiliaria en Salamanca.

La vivienda sigue lejos de los precios de antes de la crisis y ha bajado un 6% en el último lustro, cuando el precio del alquiler ha empezado a dispararse en el municipio de Salamanca.

El mercado de la vivienda en Salamanca vive una situación similar a la del resto de España. Mientras los precios para adquirir un piso en propiedad siguen sin alcanzar, ni de lejos, los niveles de antes de la crisis, el coste de los alquileres ha iniciado una escalada que los ha disparado en los últimos años. El resultado, pisos más baratos y alquileres más caros, pese a lo cual las ventas de vivienda son desiguales y la demanda de alquiler sigue subiendo.

 

El precio de la vivienda ha caído un 40% desde la crisis en Salamanca, pero si comparamos los últimos cinco años, está estable y cerca de ese diferencial, aunque ha iniciado una escalada. Por contra, los precios del alquiler han subido un 20% en el último lustro.

 

Según diversos datos, el precio de la vivienda en el municipio de Salamanca está casi un 40% por debajo de su máximo de 2007, antes del estallido de la 'burbuja' inmobiliaria. Según Tinsa, desde los valores máximos alcanzados en 2007 (2.392 euros/m²), el valor de los pisos en la ciudad se ha depreciado un 39,5%. El precio de la vivienda en la ciudad de Salamanca experimentó en el segundo trimestre de 2019 un crecimiento interanual del 6,4%, hasta 1.448 euros/m².

 

Los datos del Ministerio de Fomento lo corroboran: el precio de tasación de la vivienda en la capital es casi un 6% inferior al de hace cinco años. Y desde 2007 ha pasado de los 2.283 euros/m² a los 1.482 euros/m² actuales: 800 euros menos, ese 40% de diferencia.

 

Actualmente, el precio de la vivienda en la capital está en plena subida. Desde 2018 ha iniciado la remontada, pero está más o menos al mismo nivel de hace cinco años tras el repunte de 2017 y una nueva caída posterior. Sigue instalado en ese diferencial del 40% menos que en sus mejores días, hace ya más de una década.

 

En cuanto al alquiler, Salamanca es una de las ciudades con una importante subida de las rentas. Es la más cara de las capitales de Castilla y León y está en la zona templada en la lista de las capitales de provincia, lejos de los siete municipios en los que el precio ha subido más de un 40% (Barcelona, Madrid, Málaga, Palma, Las Palmas, Valencia, Santa Cruz de Tenerife), pero bastante por delante de capitales cercanas como Burgos, Soria, Zamora o León.

 

Según un estudio del Banco de España, el precio medio de la oferta de alquiler ha subido un 20% desde 2014. No sufre las subidas de ciudades como Madrid o Barcelona, y tampoco las tensiones por el alquiler vacacional, pero que ha experimentado un importante incremento de precios que se nota en tarifas de récord, más dificultades para acceder a una vivienda y más desahucios por no poder pagar la renta.

 

El estudio está realizado con datos del portal especializado Idealista.com, dado que no existen datos oficiales: esta es una asignatura pendiente que el Gobierno debe resolver cuanto antes para tener estadísticas fiables, y también de cara a un futuro índice de referencia que utilizará datos del IRPF y el catastro y que puede servir para tomar medidas de control de los precios. 

Noticias relacionadas