El Mercado Central ultima la apertura de gastrobares: así serán los nuevos espacios hosteleros del edificio

El Mercado Central dedicará a gastrobares hasta el 30% de su espacio, tendrán horario de hostelería y abrirán en festivos. También podrán tener actuaciones musicales.

Salamanca contará en breve con su propio mercado gastronómico, una propuesta cada vez más extendida y que ha revitalizado muchos de estos espacios en ciudades como Madrid, Sevilla o San Sebastián. Ahora tendrá su propia versión en el histórico Mercado Central salmantino. Casi tres años se ha tardado en cuadrar el modelo con el que el centenario edificio junto a la Plaza Mayor abrazará la inclusión de los gastrobares en su oferta. El motivo, que se trata de un modelo híbrido en el que convivirán los locales de hostelería con los negocios tradicionales, que le dan la autenticidad a un enclave comercial de primer nivel en pleno centro monumental. Ahora podrán tener espacios gastronómicos, abrir en fin de semana y ofrecer música o actuaciones, algo que traerá nuevos clientes al mercado.

 

Cuando hace casi tres años, en octubre de 2015, TRIBUNA dio la noticia de que el Mercado Central estaba estudiando incluir una oferta de gastrobares en sus puestos, la idea tuvo una gran acogida que todavía mantiene. Entonces quedó claro que era necesario un cambio en la reglamentación de uso porque el todavía vigente no permite tener más que un bar en el mercado, y eso no es lo que se pretendía. Ahora el nuevo reglamento está en proyecto y define cómo van a ser esos gastrobares.

 

La idea inicial era sencilla: dedicar una de sus plantas a la instalación de gastrobares, una de las últimas tendencias en restauración y que abriría este histórico edificio a la hostelería. Se agruparían fundamentalmente en la planta baja ocupando la quincena de puestos vacíos que hay, y cuyo titular es la asociación de mayoristas que gestiona el mercado. Se sabía que su implantación generalizada requeriría de cambios en permisos y, probablemente, horarios y calendario de apertura.

 

 

Horario de bar y abierto en festivos

 

Tres años después, el nuevo reglamento va por esos derroteros. El nuevo articulado refleja la posibilidad de destinar los puestos a espacios gastronómicos, que define como "lugares de consumo y venta de productos". Esa denominación respeta el espíritu de la idea: que sean bares ligados a la degustación y compra. Se limita su número y los puestos dedicados a esta actividad nunca podrán superar el 30% de la superficie comercial total del Mercado Central.

 

Aunque no se limita su presencia a la planta baja, la realidad es que es el lugar más indicado. Es donde hay puestos disponibles y está a pie de calle; por eso, se establece para esta planta un régimen especial. La planta baja y la planta exterior funcionarán todos los días sin excepción para los negocios que estén bajo la denominación de “espacio gastronómico”: el resto de puestos tienen un horario determinado y cierran sábados por la tarde, domingos y festivos, justo los días clave de la hostelería.

 

Los espacios gastronómicos no podrán abrir antes de las 9 de la mañana; los domingos y festivos será a las 10 de la mañana, con la excepción de los que estén situados en la planta alta que se regirán por el horario del resto de puestos del mercado. El horario de cierre será el establecido en la normativa específica según categoría.

 

 

Cómo conseguir uno

 

La idea tuvo en su día una gran aceptación, y todo parece indicar que los puestos disponibles tendrán una gran demanda. Los primeros en estar disponibles serán los puestos vacíos de la planta baja de los que es titular la asociación, que los subastará. Funcionará como una licitación a la que los interesados tendrán que presentarse; habrá que depositar una fianza que consistirá en una cantidad igual a la que como tasa o precio público mensual se fije para cada puesto en la respectiva Ordenanza Fiscal.

 

Los puestos gastronómicos tendrán que ir rotulados conforme a la normativa de la asociación, que les ha reservado un color crema como identificativo. Los espacios gastronómicos establecidos en la planta baja y exteriores del mercado podrán realizar actuaciones musicales en directo y otras representaciones lúdicas incluídas dentro del programa establecido por el Ayuntamiento y la Asociación de hostelería.