El mensaje de Carmen Borrego a su sobrina Alejandra Rubio
Cyl dots mini

El mensaje de Carmen Borrego a su sobrina Alejandra Rubio

Carmen Borrego (Foto: E. P.)

Carmen Borrego ha confesado: "Yo la sigo queriendo igual y que tiene mi teléfono para lo que necesite y para decirme lo que quiera".

Carmen Borrego y Alejandra Rubio tuvieron un cara a cara el pasado domingo de lo más complicado. La hermana de Terelu Campos tenía que escuchar en directo que su relación con su sobrina no era la misma a raíz de algunas cosas que habían pasado en el pasado y que ella no era consciente.

 

Hoy las dos hermanas han coincidido en el plató de 'Viva la vida' y han hablado sobre el encontronazo que vivimos el pasado domingo. "Más que mal, me quedé extrañada, pero siempre he dicho que tiene que ser libre de decir lo que piensa, la sigo respetando. Yo estoy tranquila y espero poderme ir igual de tranquila que vengo" ha confesado Carmen Borrego sobre el enfrentamiento que tuvo la semana pasada con su sobrina.

 

Terelu Campos por su parte ha explicado que lo vio como pudo ya que estaba María Teresa Campos con ella en casa y no quiso que ella lo escuchara: "Lo vi, todo lo que pude ver estando con mi madre. No lo pasé bien, yo te escribí un mensaje porque para mí no fue una bonita tarde la del domingo. Alejandra no me ha sorprendido, no comparto algunas cosas, pero al final cualquiera que nos metamos ahí es complicado porque se habla de sentimientos. En ese aspecto no me quiero meter".

 

La madre de Alejandra ha explicado públicamente que ella sí era conocedora de algunos de estos gestos que no han gustado nada a su hija sobre su tía: "Sí sé que en alguna ocasión me había manifestado alguna cosa que había ocurrido, pero tan radical como lo dijo no me lo había comunicado. Yo no lo hubiera dicho porque puede llevar a una serie de especulaciones que no se corresponden con la realidad".

 

Terelu ha explicado que su hija habló con ella el lunes pasado y le contó lo ocurrido: "Alejandra habló conmigo al día siguiente, vino a comer a casa, hablé un poco con ella, tenía la inquietud de que su tía le había llamado, pero ella no quería hablar por teléfono porque quería resolverlo cara a cara, no por teléfono" a lo que Carmen ha confesado: "Yo la sigo queriendo igual y que tiene mi teléfono para lo que necesite y para decirme lo que quiera".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: