El matadero municipal de Peñaranda podría abrir el lunes tras entregarse el aval de 30.000 euros

El matadero municipal de Peñaranda se mantiene cerrado desde hace unos seis meses

El servicio del matadero municipal de Peñaranda de Bracamonte podría reabrir el lunes después de que la empresa adjudicataria, Cárnicas Peñaranda, haya depositado el aval de 30.000 euros solicitado por el Consistorio antes de proceder al desprecintado de las instalaciones

El alcalde de Peñaranda, José Antonio Jiménez, afirmó que "nos tenemos que felicitar todos de que el matadero va a reabrir previsiblemente el lunes que es cuando comience la actividad económica". 

 

Una vez que se ha depositado el aval, se realizará la limpieza y la puesta a punto de la maquinaria por parte del personal municipal así como de los servicios de agua, luz y gas. José Antonio Jiménez Barcala comentó que "se trata de una gran noticia para todas las partes que acaba con un conflicto histórico pero sobre todo para los trabajadores que podrán incorporarse al mercado laboral".

 

El primer edil peñarandino señaló que "las cosas cuando se hacen bien son difíciles, ya que lo fácil hubiera sido darle las instalaciones tranquilamente y que hubieran comenzado a trabajar, sin ningún control de ningún tipo. Ese no es nuestro estilo, no lo ha sido nunca, y preferimos dar pasos más cortos pero más firmes, asegurándonos de que ahora mismo Peñaranda de Bracamonte va a tener un servicio como es debido, que los trabajadores van a cobrar, y no como antes donde se hacian obras sin ningún control por parte del Ayuntamiento, no se abonaban las nóminas, no se pagaba el agua,..." 

 

Cárnicas Peñaranda lleva más de un año y tres meses sin prestar servicio una vez que los anteriores propietarios vendieron las acciones a un empresario que no se hizo cargo de la gestión de las empresas lo que motivo el cierre por parte de Sanidad, quien suspendió el trabajo debido a que no había un interlocutor vario.  Desde entonces el Ayuntamiento realizó primero gestiones para que los trabajadores cobraran el paro y para reanudar el servicio, algo que se ha logrado con un nuevo propietario.