El más privado de los vicios, representado en el Patio de Escuelas
Cyl dots mini

El más privado de los vicios, representado en el Patio de Escuelas

Los secretos de la Crestería del Patio de Escuelas (Foto: T. Navarro)

Parece que Salamanca no deja nunca de sorprender y lo seguirá haciendo. Asombra y alegra. Salamanca está más viva que nunca y su cultura está más despierta que nunca. No solo encuentras diversidad de gente por sus calles, sino diversidad de historias, cultura. Diversidad de conocimiento.

Ciudad de Pensamiento, de Encuentros y Saberes, De Verdad y Belleza. Ciudad de estudiantes y con los estudiantes, la Universidad. La Universidad de Salamanca, sus profesores, rituales, leyendas, con sus secretos y sus ya no tan secretos. La Universidad con su Patio de Escuelas.

 

En frente de la fachada de la Universidad, nos encontramos con el Patio de Escuelas protagonizado por la figura de Fray Luis de León, uno de los profesores más famosos de la Universidad de Salamanca, cuya aula se encuentra todavían dentro de la Universidad.

 

El aula de Fray Luis parece introducirnos en un antiguo templo de sabiduría, un escenario de austeridad y sencillez donde todavía parece sentirse su presencia. El aula se conserva tal cual él la dejó.

 

Puede decirse que este patio fue la primera intervención urbanística en la ciudad, dentro de la cual se encuentra el edificio gótico de las Escuelas Menores. Asimismo, albergó el antiguo Hospital de Estudio, que hoy en día es la sede del Rectorado y cuya fachada está coronada por una crestería renacentista.

 

Punto de encuentro de miles de turistas, con el fin de encontrar la famosa rana de la fachada situada encima de una calavera, el Patio de Escuelas, también esconde secretos.

 

Si nos situamos de frente a la fachada, justo al lado de la estatua de Fray y Luis de León, giramos hacia la derecha y levantamos la vista. Justo en el tercer flamenco observamos un  hombre con gafas, apoyado sobre uno de sus brazos. Sin embargo, con la otra mano parece practicar el vicio más antiguo del ser humano, tanto para varones como hembras.

 

¿Puede vincularse la época de su construcción al periodo de tiempo en el que se llevó a cabo la Universidad? ¿Fue una broma llevada a cabo durante la restauración en el siglo XX? Ante la duda, lo que es seguro es que el onanismo existía en el siglo XV, XVI y, también en el siglo XX.