El mapa tras el 'boom' de residencias de estudiantes en Salamanca: 4.000 camas le comen terreno a los pisos
Cyl dots mini

El mapa tras el 'boom' de residencias de estudiantes en Salamanca: 4.000 camas le comen terreno a los pisos

El aumento de plazas, con 1.300 nuevas en dos años, dispara la oferta y le come terreno a los pisos de alquiler. Rondan los 500 euros al mes y hay 31: una cama de residencia por cada 11 estudiantes.

El mercado residencial estudiantil va a dar un vuelco importante en los próximos años en Salamanca con la progresiva inauguración de hasta seis nuevas residencias que se han promovido en la ciudad y la adaptación de algunas otras, de las cuales dos ya están operativas este curso. El 'boom' de residencias va a dotar con más de 1.300 plazas nuevas a la ciudad entre este año y 2023, lo que va a cambiar por completo el panorama en una ciudad históricamente nutrida de los alquileres en pisos de estudiantes.

 

El éxito tiene que ver con la condición de Salamanca como ciudad universitaria. La capital recibe a unos 30.000 estudiantes cada año y la cifra es estable: los hay durante el curso, ya que es una de las que más matriculados tiene en grados, pero también durante períodos vacacionales y el verano para los cursos de idiomas, durante el curso para másteres y posgrados... El 10% de los estudiantes universitarios de Salamanca son internacionales y la ciudad registra una de las tasas de desplazados nacionales más altas de España, ya que el 69% de los alumnos universitarios proceden de otras provincias españolas. Eso significa que hay campo para la inversión en residencias, y eso ha producido el 'boom' de nuevos centros.

 

4.000 plazas

En estos momentos, y como se puede ver en el mapa, Salamanca cuenta con 31 residencias de estudiantes en la capital. Muchas ya existían, pero la oferta de plazas se ha incrementado por un fenómeno concreto: la promoción de nuevas residencias.

 

 

De los seis proyectos conocidos hay cinco en marcha que están en obras o en trámites avanzados. Además, hay que contar con la transformación de una antigua residencia religiosa en universitaria. De todas ellas, ya hay dos en funcionamiento: en La Platina y la primera de todas las previstas, frente al Rodríguez Fabrés. Se están construyendo en el nuevo 'barrio universitario' entre el Campus Unamuno y el futuro de agroalimentarias. Y hay una prevista en el centro de la ciudad, en el solar del antiguo teatro Bretón.

 

El pasado curso se ofertaron 2.617 camas en residencias y colegios mayores en la ciudad de Salamanca durante el curso 2020-2021. De ellas, el 80% está bajo gestión privada (de uso mixto) y el resto en manos de órdenes religiosas (de uso masculino o femenino exclusivamente). Y a partir de ahora sumarán las nuevas plazas hasta rozar las 4.000 en toda la ciudad.

 

Hasta 2023 entrarán al mercado, aproximadamente, 1.375 camas nuevas, un 14% más que en el curso 2019-2020 y un 53% hasta 2023 con la nueva oferta. Están repartidas por numerosas zonas de la capital, pero siempre cerca de los campus, las zonas universitarias o el centro. Y las hay de varios fondos de inversión, que tienen en este tipo de construcciones un valor seguro, y promotores locales.

 

Competencia con los pisos

El precio medio de las habitaciones individuales en Salamanca ronda los 493 euros al mes, lo que supone un incremento del 5% respecto al curso anterior. Las residencias operadas por órdenes religiosas tuvieron un precio medio de 451 euros/mes por cama, un 9% por debajo del precio medio de las residencias gestionas por operadores privados.

 

Por contra, un piso en alquiler tiene un precio inferior, pero con una desventaja: no contempla todos los servicios como sí ocurre con las residencias. Compartir piso en Salamanca ronda los 250 euros al mes y en el último año se ha experimentado un cambio importante: ha bajado de precio y la capital es una de las ciudades más baratas para vivir en piso compartido. Vivir en una vivienda compartida cuesta en nuestro país un 30% más que hace cinco años; sin embargo, en la capital salmantina ha bajado un 3% lo que ayuda a que se haya convertido en la más barata para esta opción.