El mapa de la 'España vaciada' que pone Salamanca en rojo: media provincia a 30 kilómetros o más de servicios básicos
Cyl dots mini

El mapa de la 'España vaciada' que pone Salamanca en rojo: media provincia a 30 kilómetros o más de servicios básicos

Mapa de zonas de carácter rural y de distancia en kilómetros a servicios básicos. BDE

Salamanca vuelve a salir mal parada en el análisis del acceso a servicios básicos: buena parte de la provincia vive a 30 kilómetros o más de un centro sanitario, un comercio o una biblioteca.

Hace tiempo que sabemos que el acceso a Internet, a centros educativos y a la sanidad es un quebradero de cabeza en la denominada 'España vaciada', un concepto del que Salamanca forma parte como integrante del grupo de provincias más afectadas sólo por detrás del nivel de Teruel, Cuenca o la vecina Zamora, los territorios más castigados por la desigualdad en el acceso a los servicios básicos necesarios, una situación que explica un declive que no sólo es demográfico, sino también económico. Ahora, esa realidad se puede medir en kilómetros en un mapa que en este caso se pinta de un color concreto: el rojo.  Y en el que Salamanca vuelve a salir mal parada: buena parte de la provincia vive a 30 kilómetros o más de un centro sanitario, un comercio o una biblioteca.

 

Los mapas de acceso a servicios son algo habitual en el análisis de la situación de la 'Salamanca vaciada'. Son numerosas las zonas en color blanco, que indican la falta de una conexión 'decente' a Internet. También hay mapas en azul que indican las provincias que pierden población y decrecen económicamente, entre las que Salamanca también tiene protagonismo. Existen mapas de cobertura de televisión, de teléfono, de renta media, de pérdida de población, de pueblos que van a desaparecer... En casi todos la provincia se ve 'pintada' con los tonos más negativos. Y también en el último: el de la distancia que hay que recorrer para acceder a servicios básicos como colegios, un comercio o una biblioteca.

 

El Banco de España acaba de publicar el informe 'El acceso a servicios en la España rural' que analiza qué distancia tiene que recorrer un habitante para acceder a servicios básicos de carácter local, aquellos que deben encontrarse a nivel municipal. Se trata de colegios, asistencia sanitaria primaria, suministro de electricidad, instalaciones deportivas básicas, tiendas de alimentación, comercios... Hace unos meses, un informe del banco central ya constató que amplias zonas de la provincia tenían dificultades para acceder a servicios bancarios, conexión a Internet y colegios.

 

En términos estatales, el ciudadano medio en España ha de recorrer 3,5 kilómetros para acceder al servicio local más cercano, frente a los 4 kilómetros que debe desplazarse el ciudadano medio en el resto de los países de la UE.

 

Sin embargo, la cosa cambia mucho cuando se hace un análisis por territorios provinciales o comunidades. El estudio distingue entre provincias de alto componente rural, caso de Salamanca, donde la mayor parte de su territorio está pintado en rojo oscuro, con sólo algunos puntos en azul, correspondientes con los mayores núcleos urbanos. Y ahí la situación es peor: la España vaciada es la Europa vaciada.

 

Más distancia en el mundo rural

El ciudadano medio de las provincias rurales españolas ha de recorrer 12,4 kilómetros hasta el servicio local más cercano, frente a los 4,8 km, 7,6 km o 4,7 km que recorrería el ciudadano medio en las regiones rurales de Alemania, Francia o Italia, respectivamente. La peor accesibilidad de las regiones rurales es especialmente elevada en el caso de España, en particular en lo que se refiere al acceso a servicios locales. Pero es que entre comunidades dentro de España también hay grandes diferencias.

 

En Castilla y León hay que recorrer casi 25 kilómetros más en zonas rurales que en urbanas para conseguir los mismos servicios. Es, con Aragón (28 km) y Castilla-La Mancha (32 kilómetros) la diferencia más abultada. La provincia española con mejor accesibilidad es Madrid, con una distancia de 1,5 km, seguida de Barcelona, con 1,6 km. En la cola de la distribución se encuentran Teruel, Zamora y Cuenca (20 km, 16,4 km y 15 km, respectivamente), todas ellas provincias predominantemente rurales.

 

Casi toda Salamanca en rojo oscuro

En el caso de Salamanca, y como se ve en el mapa del informe del Banco de España, buena parte del territorio están en los tonos más intensos del rojo. Según la escala, los habitantes de la gran mayoría de la provincia tienen que recorrer entre 16 y 30 kilómetros para acceder a servicios locales básicos: es decir, sus municipios carecen de ellos. Se trata de comercios, bibliotecas, sanidad pública primaria, servicios bancarios...

 

Peor está el Oeste de la provincia, con el tono rojo más oscuro, que supone que para acceder a servicios locales hay que recorrer más de 30 kilómetros. Con la excepción del entorno más próximo a Ciudad Rodrigo, todo el Oeste de la provincia está así, pintado en el color de las zonas más abandonadas en este sentido como son las provincias de Zamora, Cuenca o Teruel.