El maíz, dañado por el granizo de las últimas tormentas caídas en la provincia

La localidad de Nuevo Naharros y zonas aledañas han sufrido numerosos daños dejando 'tocado' al maíz que ya acumula mucho retraso, dificultando su desarrollo.

Las tormentas de los últimos días que han caído en la provincia de Salamanca han dejado numerosos daños en algunas parcelas de maíz, cultivo ya de por sí en una trayectoria negativa debido a la tardanza en la siembra por las precipitaciones de épocas pasadas.

 

Por eso, en esta ocasión, y con el granizo en forma de piedra que ha afectado a algunas parcelas, el cultivo tiene aún más complicado su desarrollo y su crecimiento, dejando su producción muy por debajo de lo previsto inicialmente por los agricultores.

 

Así, localidades como Nuevo Naharros y zonas aledañas han sufrido los daños de unas precipitaciones que 'han caído mal' y que han tumbado algunas parcelas de maíz oprovocado ciertos daños en otros cultivos como los pimientos, calabacines y otras hortalizas, debido a la virulencia de las precipitaciones.

 

Uno de los afectados es Juan José Rodríguez, quien ha visto como este granizo ha hecho daño en sus cultivos en esta localidad salmantina.

 

Y es que las lluvias como consecuencia de las tormentas, o en su defecto el granizo, no benefician en ningún momento al campo y menos en una época estival como la actual donde las lluvias hacen daño por la manera violenta de caer en las tierras.