El Juli, sobresaliente como torero y ganadero en Alicante

Ver album

A pesar de que fue una tarde difícil para el matador, tras la muerte del que fuera su maestro en la Escuela Taurina de Madrid, Gregorio Sánchez.

 

Ficha del festejo:


Plaza de toros de Alicante. Tercera de la Feria de Hogueras. Tres cuartos de entrada. Toros de El Freixo, el quinto de nombre Tirachinas, premiado con la vuelta al ruedo.


Paquirri, oreja y saluda ovación.
El Juli, oreja con fuerte petición de la segunda y dos orejas.
Paco Ureña, oreja tras aviso y silencio tras aviso.

Se guardó un minuto de silencio en memoria del maestro Gregorio Sánchez. 

 

Gran ambiente en los tendidos con cerca de 8.000 personas en una tarde de gran toreo ante una extraordinaria corrida de El Freixo, propiedad de El Juli. El de Velilla cortó tres orejas y una cortaron Paquirri y Ureña.

 

Tarde difícil para El Juli tras la muerte del que fuera su maestro en la Escuela Taurina de Madrid, Gregorio Sánchez. Con un capote de paseo negro y un crespón negro mostró su luto, luego lo homenajeó como mejor sabe hacer, toreando. Tres verónicas gustosas y quite por chicuelinas para recibir al segundo de la tarde. Noble y buen toro de la casa al que elaboró una faena con mucho temple. Se acopló a una embestida cadenciosa en muletazos largos al ralentí. Los tres en redondo seguidos a pies juntos con cambio de mano final fue la explosión final a una grandiosa faena. Mató de entera que hizo guardia y un descabello. Oreja con fortísima petición de la segunda. Pedía El Juli calma a los tendidos en los primeros compases de la faena al quinto de la tarde y es que la traca estaba por encender. Ya empujó en el caballo y las buenas condiciones  de Tirachinas empezaban a aflorar. Bravo toro de su ganadería que cuajó al natural de manera extraordinaria. Magisterio en faena intensa y larga pero Tirachinas no se cansaba de embestir. Dos orejas y vuelta al ruedo para el quinto. Broche de oro a una tarde de sobresaliente como torero y como ganadero, el mejor homenaje a su maestro. 

 

El primero de la tarde salía suelto del capote de Paquirri pero luego se empleó con clase en la muleta. Gran toro de El Freixo y aprovechó Paquirri esa bondad para ligar tandas por el derecho. Estocada entera como cierre y cortó la primera oreja de la tarde. Ante el buen cuarto no pudo redondear al fallar con los aceros en faena que tampoco tuvo mucho calado salvo la disposición de Paquirri. 



Con verónicas ajustadas de mano baja recibió Ureña a su primero. Quite ovacionado por gaoneras y saltilleras. Comenzó faena por estatuarios y abrió el compás para alargar derechazos. Con el toro a menos se metió entre pitones con valor y verdad levantando al público de sus asientos. Tenía las dos orejas pero tardó en doblar y cortó un trofeo. El que cerró plaza tuvo peligro y tenía sus teclas. Ureña le puso mando al arisco astado para someterlo a su muleta y lo consiguió. De no ser por errar con los aceros, hubiera acompañado a El Juli en hombros, su tarde también fue de Puerta Grande.

Noticias relacionadas