El IPC y los recibos básicos se 'comen' los pírricos ingresos de los salmantinos

Firma

La subida de la energía y los suministros básicos de hogar y la actualización de muchos impuestos municipales en Salamanca superan las subidas pactadas en convenios colectivos y dejan atrás la revalorización de 80.000 pensiones y de miles de sueldos públicos.

La subida de muchos de los precios básicos con la que arranca 2018 va a afectar a miles de salmantinos que cuentan con un nivel de ingresos que, lejos de aumentar, se estanca. Es el caso de los 80.000 pensionistas cuyas pagas van a subir entre 1 y 2,5 euros de media, de los miles de trabajadores para los que los convenios marcan una subida que queda neutralizada por la del IPC o hasta de los funcionarios, a los que se ha prometido una subida mínima del 1,5% después de años de congelaciones y pérdida de derechos, y que no llega porque no hay presupuestos.

 

El IPC concluyó 2017 con un alza del 1,2%, por encima de la subida de los sueldos de empleados públicos este año (+1%) y del aumento experimentado por las pensiones (+0,25), con las consiguientes pérdidas de poder adquisitivo, si bien se sitúa por debajo del incremento salarial pactado en convenio, que hasta noviembre alcanzaba el 1,43%. En el caso de Salamanca, los convenios firmados este año han subido de media un 0,97%, aunque los de empresa lo han hecho en un 1,64%. En general, se viene de unos años con subidas mínimas que no alcanzan o calcan la subida del coste de la vida. En Salamanca se van a actualizar varios precios con subida del 0,9%, la luz ha subido un 10% y lo seguirá haciendo, el gas ha subido por encima del 6%, el recibo del agua subirá en Salamanca.... los recibos fundamentales suben muy por encima de lo que se revaloricen los ingresos.

 

El sueldo medio de los salmantinos alcanza los 18.000 euros, pero hay un abismo entre los más altos y los más bajos, con municipios por debajo de los 15.000 euros brutos. Además, la mitad de los trabajadores ya no llega ni a mileuristaEl número de trabajadores españoles que cobra menos de 1.000 euros mensuales ha aumentado de forma continuada en los últimos ocho años, alcanzando en 2015 -año de la última estadística disponible- la proporción más alta desde que comenzó la crisis, con el 47% de los trabajadores (8.160.172 personas) con salarios por debajo del mileurismo.

 

Y, ¿con qué ingresos se van a afrontar los incrementos de precios? Por el momento, se mantendrá el Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (Iprem) a expensas de que se aprueben unos nuevos Presupuestos Generales del Estado para 2018, si bien el SMI subirá un 8%, hasta los 735,9 euros mensuales en 14 pagas (10.302,6 euros al año).

 

Los pensionistas se van a tener que conformar por quinto año consecutivo con una pírrica subida del 0,25%: las pagas de los 80.000 pensionistas salmantinos van a subir menos de 2 euros de media. A día de hoy, la pensión media en Salamanca es de 849,28 euros/mes, y ahora subirá ligeramente por encima de los 850 euros, una de las más bajas del país a pesar de que ha ido subiendo por la incorporación de jubilados que cotizaron más en años económicamente positivos. Sin embargo, no a todo el mundo le va a llegar esa mínima subida de 2,1 euros.

 

En cuanto al sueldo de los funcionarios, el Gobierno baraja una subida de al menos un 1,5% en 2018, tras haber descartado a los sindicatos la congelación de los sueldos públicos, en un contexto de unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 pendientes de aprobación.