El invierno deja en Salamanca rachas de viento de 166 km/h y temperaturas de hasta -6,2 grados

No obstante, la Aemet califica como “cálido” el invierno en capital y provincia con un nivel de precipitaciones normal.

El invierno ha dejado, en líneas generales, una situación meteorológica “normal” en Castilla y León y en Salamanca, aunque con algunas peculiaridades analizadas por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que destacan récords en Salamanca en varios aspectos.

 

Estos se centran en que el mes de diciembre fue calificado como “cálido” y el de enero como “muy cálido”, siempre teniendo como referencia la temperaturas de esta época del año, con una media de 4,8 grados, ligeramente superior (0,3 grados) a la media del periodo 1971-2010.

 

En lo que se refiere a los niveles de temperatura mínima más bajos, estos indican que las más destacadas se produjeron el 2 de diciembre en Teruel, con -7,4 grados centígrados; Salamanca Aeropuerto, con -6,2 grados centígrados el 26 de febrero y -6 grados centígrados en León aeropuerto el 10 de diciembre.

 

En el mes de diciembre, las mayores precipitaciones se recogieron el día 14 en puntos como Candeleda (Ávila), con 92 litros por metro cuadrado y La Covatilla (Salamanca), con 87 l/m2. Además, se registraron rachas de viento de hasta 166 kilómetros por hora en La Covatilla, o de 122 km/h en La Pinilla (Segovia).

 

En enero, entre las cantidades recogidas destacaron el día 19 de enero en las cercanías de los sistemas montañosos, con 86 l/m2 en El Puerto del Pico (Ávila) y 71 l/m2 en Navasfrías (Salamanca).

 

Un mes más tarde, en febrero, en datos de promedio, los meses invernales fueron más húmedos que la media de los últimos 40 años en las ciudades de Burgos, Segovia y Soria; y más secos en Salamanca, Zamora, Ávila, León y Valladolid.

 

Por último, desde la AEMET ha pronosticado que la primavera, que comenzó a las 12.05 horas del miércoles 20 de marzo, será normal en cuanto a precipitaciones y temperaturas. Sin embargo, aunque ha dicho que "no se detectan anomalías significativas para el periodo marzo-junio, "no se puede decir ni descartar si va a haber episodios concretos de olas de frío tardías", igual que han pronosticado nubosidad y lluvias para la Semana Santa en toda la Comunidad.