El INSS impedirá que se puedan registrar en Salamanca contratos por debajo de los 900 euros del nuevo SMI
Cyl dots mini

El INSS impedirá que se puedan registrar en Salamanca contratos por debajo de los 900 euros del nuevo SMI

Los sindicatos lanzan una ofensiva para que no se registren nuevos contratos con salarios por debajo del SMI y actualizar convenios. También piden inspecciones para comprobar que se paga.

La entrada en vigor del nuevo salario mínimo interprofesional de 900 euros el pasado día 1 de enero supuso el inicio de un proceso para aplicarlo a todos los ámbitos laborales de Salamanca. La medida persigue una mejora de los sueldos tras años de ajustes, pero tiene que llevarse a efecto, y eso implica implantarlo en dos vías: los nuevos contratos y los convenios por los que se rigen los que ya están firmados. Una 'ofensiva' que se completaría con la comprobación del pago efectivo de los nuevos salarios.

 

La norma establece que el salario mínimo para cualesquiera actividades en la agricultura, en la industria y en los servicios, sin distinción de sexo ni edad de los trabajadores, queda fijado en 30 euros al día o 900 euros al mes (12.600 euros al año). Para ello, es necesario adaptar los nuevos contratos y los ya existentes, vinculados a los convenios colectivos.

 

Para lo primero, los sindicatos mayoritarios de Salamanca han registrado ante la comisión ejecutiva del INSS a nivel provincial un escrito para que se cambie el sistema informático que se usa para registrar los contratos, y que este no permita incluir contratos que con cumplan con ese mínimo de 900 euros. El cambio se va a hacer, como ha explicado el secretario provincial de CCOO, Emilio Pérez, porque ya que existe una instrucción similar para el ámbito nacional. Esto impedirá que se pueda registrar contrato alguno por debajo de esa retribución y de las correspondientes cotizaciones.

 

Este SMI se abonará tanto a los trabajadores fijos como para los eventuales o temporeros, así como para los empleados de hogar, y en él se computa únicamente la retribución en dinero, sin que el salario en especie pueda, en ningún caso, dar lugar a la minoración de la cuantía íntegra en dinero de aquel. Para los trabajadores eventuales y temporeros, el salario mínimo será de 42,62 euros al día, y para los empleados de hogar, de 7,04 euros por hora.

 

Este salario se entiende referido a la jornada legal de trabajo en cada actividad, sin incluir en el caso del salario diario la parte proporcional de los domingos y festivos. Si se realizase jornada inferior se percibirá a prorrata, según fija el real decreto.

 

Además, los sindicatos salmantinos también quieren asegurarse de que ese aumento de los salarios hasta el nuevo mínimo legal es algo efectivo, es decir, que se paga. Para ello, solicitan que se hagan las comprobaciones pertinentes en el INSS, con la participación de la inspección de Trabajo si es necesario.

 

 

Actualizar convenios laborales

 

Además, los dos sindicatos mayoritarios tienen también abierta la vía de los convenios laborales. El pasado mes de diciembre ya comprobaron que hay convenios en Salamanca que contemplan categorías con sueldos base, sin complementos, por debajo de los 900 euros. Se han detectado casos de salarios base de algunos niveles en el orden de los 750-800 euros, según Pérez. Y aunque todavía no hay negociación, ya se han iniciado contactos con la patronal para actualizar los convenios correspondientes y que todas las categorías cumplan con el nuevo SMI legal.

 

En última instancia, los sindicatos ya aseguraron a este medio podrían pedir la aplicación inmediata del aumento del SMI a 900 euros en los 19 convenios sectoriales que están vigentes actualmente en la provincia, si es preciso, en los juzgados.