El incendio de las listas de Ciudadanos se cobra tres amenazas de dimisión y el relevo del actual portavoz
Cyl dots mini

El incendio de las listas de Ciudadanos se cobra tres amenazas de dimisión y el relevo del actual portavoz

Alejandro, portavoz de Ciudadanos en Salamanca

La dirección provincial se fractura y evidencia el descontento interno: hay dimisiones, pero también se incluye a uno de sus miembros en el número '5' en el lugar que iba para el actual portavoz municipal.

La elaboración de la lista municipal de Ciudadanos al Ayuntamiento de Salamanca ha tenido un nuevo capítulo de lo que es un incendio político con mayúsculas. Eso sí, la refriega puede estar en sus últimos compases porque algunas decisiones van a contribuir a que se calmen los ánimos. La dimisión de tres cargos (que podría haberse quedado solo en amenaza de dimisión) de la agrupación local muy críticos con la lista y la inclusión de miembros de la directiva local van a apaciguar la situación, pero también un cambio en uno de los puestos de salida.

 

Según las fuentes consultadas por TRIBUNA, los hechos de la última reunión del comité ejecutivo han provocado un fin de semana de teléfonos y grupos de Whatsapp ardiendo. Como ya contó este diario, el pasado viernes se puso sobre la mesa la lista encabezada por Ana Suárez a la alcaldía de Salamanca, que quedó paralizada por el rechazo generado a nivel interno y, también, entre algunas voces de la ejecutiva.

 

La lista, encabezada por la concejala Suárez, incluye a dos personas de su máxima confianza, Juan José González y Fernando Castaño, y otra persona en la que la cabeza de lista confía pero que no estaba en el grupo municipal, María Mayoral; también tenía un sitio el actual portavoz, Alejandro González, en quinto puesto. 

 

Tras conocerse la lista, salieron a la luz las crítcias hasta entonces veladas de quienes conocían la identidad de los elegidos. La dirección de la agrupación local se mostraba disconforme por lo que consideraba un ninguneo ya que no se contaba con nadie de la directiva ni de la agrupación y se oponían a que se aprobara esa lista. Para hacerlo notar, mostraron su disconformidad a los dirigentes regionales y a la propia candidata a alcaldesa.

 

Desde el aparato se asegura que sí se ha contado con el partido a nivel local ya que los cuatro primeros de la lista son miembros del partido desde 2014 o tienen ya experiencia en el Ayuntamiento. En todo caso, el coordinador local, Rafael López, habría manifestado su intención de dimitir, igual que otros dos miembros de su directiva; según el partido, no hay constancia oficial de dimisión alguna. Sea como fuere, hay descontento interno y eso puede ser un factor en contra para las elecciones.

 

La crisis parece controlada, al menos, en lo que a listas se refiere, pero el incendio interno ha obligado a replantearse algunas decisiones. Los cuatro primeros de la lista son inamovibles, pero falta la confirmación oficial que llegará a partir del día 15 de abril con la presentación oficial de las listas en la junta electoral; si se calman las aguas, podría oficializarse antes. Se trata, como se ha dicho de Suárez, Mayoral, Castaño y González. Son peticiones expresas de la número '1', que los considera imprescindibles y un 'paquete único': si tiene que prescindir de ellos, se acabó la 'lista de Ana'.

 

Sí ha habido cambios en el número '5'. Según ha podido confirmar TRIBUNA, se le ha propuesto ocuparlo a Ricardo Ortiz, número '2' al Congreso. Esto supone la salida definitiva del actual portavoz del grupo municipal, Alejandro González, que queda fuera de los puestos delanteros y se aleja del partido. González ha visto como el partido con contaba con él para repetir como número '1' y tampoco era una petición de Suárez. Incialmente iba en el '5', pero se le ha relevado.

 

La elección de Ortiz es otro argumento del aparato para acallar las críticas. Se trata de un miembro de la directiva de la agrupación local con el que se ha contado, igual que otras dos personas de la agrupación que han sido propuestos para los puestos del 6 al 10. Esta decisión pretende desactivar las críticas de quienes se han quejado por la falta de papel de las bases locales en las listas. La explicación, que se ha optado por la experiencia que ya tienen varios de los ocupantes de los puestos con más posibilidades de salir concejales. Y por colocar a miembros de la dirección interna local en puestos sucesivos, desde el '5' (con opciones de lograr acta de concejal) en adelante. Ahora hay que seguir con la elaboración de la lista y encontrar nombres hasta el puesto 27.

Noticias relacionadas