El IBI sube un 10,5% en Salamanca y obliga a los ciudadanos a pagar 33 euros más de media

El alcalde en minoría de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha incrementado el valor de esta tasa 33 euros en solo cuatro años. En 2016, el impuesto que supone un mayor coste para los ciuadadanos se ha congelado, pero supone un desembolso de 311 euros de media por habitante.

33 euros de media por habitante. Ésa es la cifra que ha aumentado el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) en la capital salmantina entre los años 2012 y 2015 con Alfonso Fernández Mañueco en la Alcaldía, desde hace más de un año en minoría.

 

O lo que es lo mismo, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) ha aumentado un 10,5% en solo cuatro años, provocando un nuevo agujero en los bolsillos de los salmantinos, tasa que ha quedado congelada para este ejercicio 2016 y que supone un desembolso de 311 euros de media por habitante.

 

Al menos eso es lo que refleja la página web Presupuestosgobierto.es que recoge y analiza los datos oficiales facilitados por los municipios de la provincia y del conjunto del país, que revelan además que se trata de un incremento paulatino con el paso de los años.

 

De este modo, en 2012 el IBI supuso 278 euros para los bolsillos de los salmantinos, por los 292 euros por habitante del ejercicio 2013, los 300 de 2014 y los 311 euros por ciudadano de los años 2015 y 2016.

 

Este impuesto llena las arcas municipales con la friolera de 45,5 millones en el presente ejercicio, siendo el ingreso más importante del consistorio salmantino.