El ibérico sigue instalado en la polémica ante el nulo entendimiento del sector

Por su parte, los cereales mantienen la estabilidad con una repetición que solo altera el descenso de la cebada

El porcino ibérico sigue envuelto en la polémica... una semana más. Así se dejó ver en la mesa de la Lonja Provincial porque el sector no se entiende y ve dos realidades completamente opuestas. Tal es así que los industriales valoran la situación como "muy mala" y destacan que el mercado no ha cambiado tanto y que ni mucho menos "los cochinos se pueden subir de precio porque están fuera de órbita". Por su parte, los ganaderos destacan la tendencia alcista del mercado ante "la escasez de animales por lo que el sector debe seguir al alza".

Por ello, los compradores pidieron entre repetición y bajada de un euro, mientras que los productores se desmarcaron con una subida de 0,02 euros por kilogramo. La decisión del presidente fue, finalmente, la de subir 0,01 euros los cochinos de pienso ante la negativa y la protesta de los industriales que no estabn ni mucho menos de acuerdo con la decisión acordada.

En el blanco, la tendencia es de una estabilidad a la baja, aunque por el momento, la repetición es la nota predominante dentro del sector, con tan solo un descenso de un euro para los lechones y para los tostones.

El cereal se estabiliza, pero se asoma a una posible bajada
Por su parte, la mesa de cereales, que sigue con una rapidez insólita y pocas discusiones, acordó una repetición de los precios de todos los cultivos con la excepción de la cebada, que fue el único señalado con un descenso de un euro.

No obstante, las posiciones de ambos sectores siguen encontradas ya que los productores solicitaron una repetición o subida moderada de los precios mientras que los compradores hicieron lo propio con descenso de entre uno y tres euros porque señalaban la pesadez del mercado y la cosecha que se espera.

A este respecto respondió un agricultor, Valentín Rodríguez, que señaló que pese a todo, "la cosecha será un 30% menos que el año pasado, por lo menoz en mi zona, que también es muy productiva porque el cereal no ha terminado de arrancar", dijo.

De este modo, trigo panificable (233 euros), trigo para pienso (230 euros), avena (220 euros), centeno (221 euros) y maíz (231 euros) repitieron, bajando solo la cebada un euros (227 euros por tonelada).

El ovino sigue de dulce
Por último, la mesa de ovino encontró el acuerdo una vez más, con la subida del valor de los lechazos, habitual en estas fechas, no así en la cantidad final, que fue finalmente de 0,25 euros para las cuatro categorías, mientras que los corderos cotizaron a la baja, también con acuerdo, pero con un descenso de 0,15 euros, menos de lo que pedían los compardores y más de lo que demandaron los ganaderos.