El hospital se blinda contra el coronavirus y hace test antes de operar a los pacientes para mayor seguridad

Los test también se realizan si hay que hacer una prueba diagnóstica intervencionista o si un paciente va a ser ingresado desde urgencias u otra zona del hospital.

El Complejo Asistencial de Salamanca realiza la prueba para diagnosticar el coronavirus a todos los pacientes que van a ser intervenidos quirúrgicamente, según se dice en un plan funcional de la Consejería de Salud y Familias en el que se fijan pautas para que los centros sanitarios vayan recuperando la normalidad.

 

La medida, que se aplica progresivamente, guarda relación con el descenso que ha habido de casos de Covid-19, una reducción que permite a los hospitales afrontar actividades que se aplazaron a causa de la pandemia del coronavirus.

 

Ese plan establece que a los enfermos de operaciones programadas se les haga una prueba PCR (la más fiable para diagnosticar el Covid-19) 24 o 48 horas antes de la intervención. La toma de muestras se hace en el dispositivo más accesible para el enfermo (su centro de salud o un punto autocovid-19).

 

En determinados casos, y como algo opcional, se utilizan los test rápidos serológicos, que indican si una persona está infectada en ese momento o si ya ha pasado la enfermedad, por lo que ha generado anticuerpos que le dan inmunidad.

 

Así lo explica a tribunasalamanca.com el gerente del hospital charro, Luis Ángel González, quien cree que "tenemos que abordar todos los procesos asistenciales con un seguimiento estricto de las medidas preventivas y de promoción de la salud. En primer lugar, llevar a cabo pruebas o test de detección a todos los pacientes que vayan a ser sometidos a un tratamiento quirúrgico, a una prueba diagnóstica intervencionista, o bien vayan a ser ingresados desde Urgencias u otra zona del hospital", ahonda.

 

Todo ello, "con el objetivo de definir de forma clara las áreas COVID y no COVID, y qué tipo de pacientes van a albergar. Esta definición por áreas determinará los equipos de protección individuales que han de utilizar tanto los profesionales, como los pacientes. También será muy importante definir circuitos asistenciales perfectamente diferenciados dentro de las distintas áreas, así como la restricción de acceso a determinados servicios según la labor terapéutica o diagnóstica que vayan a desarrollar". 

 

En caso de que el resultado de las citadas pruebasa anteriormente fuera positivo y el enfermo tuviera el SARS-CoV-2, la operación se aplazaría. No obstante, si intervención no es demorable, el paciente deberá ser atendido según el circuito establecido para esas ocasiones en el plan de contingencia del hospital en que se lleve a cabo la operación.

Comentarios

Salus 02/07/2020 15:24 #1
Se hace desde hace tiempo, y a todos los que ingresan.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: