El Hospital quiere subirse al carro del 'vending saludable'

Máquina expendedora (Foto: F. Oliva)

La dirección del Complejo Asistencial Charro valora prescindir de máquinas con productos insanos y potenciar, de cara a la apertura del nuevo hospital, máquinas expendedoras con comida sana.  

Es solo cuestión de tiempo que todos los hospitales acaben promoviendo en su oferta alimentaria el vending saludable para acabar con la bollería y refrescos azucarados. Empezó siendo algo excepcional de algunos centros con determinadas exigencias en sus contratos para incorporar otros productos sanos como fruta o ensaladas, en la actualidad, los grandes cambios que se impulsan desde las gerencias dentro de los programas integrales para la promoción de la vida saludable entre empleados, pacientes y familiares no se olvidan de este canal.

 

Es por ello, que desde la dirección del hospital de Salamanca se valorará suprimir las máquinas vendig que proporcionan 'comida basura' como los típicos sandwiches, bollitos, chocolates, o zumos azucarados, de cara a la apertura del nuevo complejo hospitalario a finales de 2018, tal y como está previsto. Es lógico que en un espacio en el que se combaten ciertas enfermedades y en el que se aconseja a la población sobre determinados hábitos, se promueva una alimentación equilibrada.

 

Según apunta el diario El País, la campaña para acabar con estas máquinas en instalaciones sanitarias, aprobada en la asamblea de la Asociación de Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública (ARES), ya ha sido respaldada formalmente por la Asociación de Enfermería Comunitaria, el Comité Español Interdisciplinario de Prevención Cardiovascular, el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética, la Sociedad Española de Epidemiología, la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene y la ONG Justicia Alimentaria Global.