El hospital participa en el desarrollo de una molécula que aumenta la supervivencia en cáncer de mama avanzado o metastásico

César Rodríguez, oncólogo en el hospital de Salamanca (Foto: T. Navarro)

El Servicio de Oncología del Complejo Asistencial de Salamanca participa en un ensayo clínico internacional que desarrolla una molécula, que combinada con tratamientos hormonales, es capaz de aumentar la supervivencia global en pacientes con cáncer de mama. 

El tratamiento de las pacientes con cáncer de mama metastásico ha cambiado enormemente en los últimos años. De hecho, el Complejo Asistencial salmantino participa en varios ensayos clínicos innovadores para en cáncer de mama metastásico que acercan un poco más la posibilidad de cronificar este tipo de cáncer y algunos de cuyos resultados serán presentados el próximo día 29 de septiembre en Barcelona durante la celebración del Congreso Europeo de Oncología

 

En concreto, el Servicio de Oncología se encuentra participando en el desarollo de "Abemaciclib", un fármaco de una nueva familia que, cabe destacar que ha sido investigado en España desde el inicio.

 

En este sentido, esta nueva terapia se ha convertido en un hito ya que se trata de la primera molécula con una participación española desde el inicio que logra ser comercializada. Además, según los especialistas, nos encontramos ante un tratamiento sencillo, por vía oral que es capaz de controlar la enfermedad de una forma mucho más eficaz en las pacientes con tumores hormonodependientes, con muy pocos efectos secundarios y muy bien toleradas. Este tipo de datos cambian realmente el manejo del cáncer de mama metastásico y abren la puerta a la cronificación del cáncer, aunque queda mucho camino por recorrer.

 

Queda claro que esta lucha contra el cáncer de mama tiene acento charro, situándonos en la cima del desarrollo de nuevos fármacos para erradicar esta enfermedad. Así lo han demostrado con el lanzamiento nacional e internacional de abemaciclib. "En este escenario de no curabilidad es donde está el reto, puede conseguir prolongar en el tiempo la enfermedad, tenerla controlada, y que la paciente viva más, la supervivencia global es algo que no es fácil de conseguir".

 

Lo explica el oncólogo César Rodríguez. El Hospital Clínico de Salamanca, ha estado involucrado en el estudio de la ya citada molécula. Él, junto a su equipo, dirigido por el jefe de servicio Juan Jesús Cruz, y un nutrido grupo de pacientes de la región de Castilla y León, han trabajado conjuntamente con investigadores internacionales en los estudios y ensayos clínicos de este fármaco y de otras dos moléculas muy similares de la misma familia, denominados "inhibidores de ciclinas".

 

César Rodríguez, oncólogo en el hospital de Salamanca (Foto: T. Navarro) 

 

Estas pacientes son aquellas que se tratan con hormonoterapia, "hay tumores que cuando recaen y tienen metástasis responden bien a tratamientos hormonales, así las pacientes no requieren quimioterapia intravenosa, pero el problema es que cuando llevan un tiempo tratándose presentan con frecuencia resistencias, la paciente deja de responder y la enfermedad empieza a empeorar"

 

"Éstas moléculas lo que hacen es que con un mecanismo, a nivel intracelular, por decirlo de alguna manera, revierten o impiden que la célula tumoral adquiera mecanismos de resistencia, es decir, hace más sensible a la célula tumoral a los tratamientos que ya teníamos. Esto no sustituye el tratamiento hormonal, lo añadimos. En pacientes que todavía no han hecho resistencia aumenta el tiempo que el tratamiento es eficaz y en aquellas que ha hecho resistencia, revierte la resistencia hasta duplicar el tiempo que mantenemos la enfermedad controlada, si eran 14 meses, ahora son hasta los 26-28 meses".

 

Un tratamiento que mejora la vida de las pacientes y que se puede realizar de forma ambulatoria. Tanto es así, que este ensayo se está probando no solo en enfermedad metastásica, si no, en "enfermedad precoz, queremos ver no sólo que aumenta la supervivencia, si no, que evita la recaída. En este sentido, estamos participando en un ensayo que incluye a más de 4.000 pacientes en todo el mundo". 

 

Para esto es necesario tener un equipo "muy bien entrenado, participan de ello, todos los oncólogos responsables de la mama del Servicio de Oncología. Ahora mismo hay tres especialistas dedicados todos los días solo a las pacientes con cáncer de mama, Raquel Seijas, Germán Martín", además del mencionado César Rodríguez "y la Unidad de Ensayos Clínicos coordinada por la Dra Beatriz Rivas, ya que estas pacientes llevan muchísimo trabajo adicional comparado con otras pacientes a una paciente adicional. Tienen más pruebas y controles".

 

Para la consecución del medicamento y su aprobación en Estados Unidos y Europa fue imprescindible la colaboración del centro de I+D junto al trabajo de importantes oncólogos locales como el caso del doctor Rodríguez que, con su trabajo, ha situado a los especialistas y oncólogos castellanos y leoneses a la vanguardia de la ciencia. 

 

Sobre abemaciclib, Rodríguez ha destacado su aportación, principalmente, en términos de dilatación del plazo de recaída. Con la terapia hormonal anterior, las pacientes, al parecer, mantenían la enfermedad controlada, de media, durante poco más de un año y, a partir de ahí, ya comenzaba a fallar la respuesta. Con el nuevo fármaco, este periodo se habría duplicado, y permite pensar, ha dicho, "en la futura cronificación". Pero lo verdaderamente importante, es que en este momento, los resultados que se presentarán en el congreso europeo muestran un incremento significativo en la Supervivencia de las pacientes.

 

Ha puntualizado que los efectos adversos más habituales son la diarrea y bajada de defensas, los cuales se pueden manejar bien, y ha concretado como reto, de cara a las investigaciones en marcha, el poder "demostrar su eficacia en enfermedad precoz, reduciendo el riesgo de recaídas".

 

Hay que "agradecer" a las pacientes que participan en los ensayos. "No todas pueden hacerlo, tenemos que elegirlas en base a criterios muy estrictos, analíticos, y de evaluación de la enfermedad". Finalmente, ha añadido que entrar en un ensayo clínico "no tiene nada que ver con ser un conejillo de indias, al contrario, supone incorporarse a una terapia de vanguardia que le permita acceder a fármacos que en condiciones no...

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: