El hospital, más cerca de conseguir órganos universales: "Estamos desarrollando trasplantes sin compatibilidad sanguínea"
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

El hospital, más cerca de conseguir órganos universales: "Estamos desarrollando trasplantes sin compatibilidad sanguínea"

Las indicaciones para realizar un trasplante y el número de pacientes candidatos a recibir uno se incrementan, las listas de espera no se reducen de forma significativa y todavía aproximadamente un 10% de los pacientes fallecen esperando un órgano. 

Víctor Sagredo, coordinador de trasplantes en el Complejo Asistencial salmantino (Foto de archivo: Arai Santana)

Los servicios de Nefrología y Hematología del Complejo Asistencial de Salamanca trabajan en un sistema de trasplante ABO que atenderá a enfermos que lleven tiempo en lista de espera para recibir un donante compatible. Lo cuenta Víctor Sagredo, coordinador de trasplantes.

 

Se trata de un trasplante sin compatibilidad sanguínea, un importante paso hacia la creación de órganos universales tipo 0, lo que mejoraría significativamente la equidad en la asignación de órganos y disminuiría la mortalidad de los pacientes en la lista de espera.

 

"Lo que hacemos es someter al receptor a un tratamiento inmunológico previo al trasplante. Hasta ahora si la sangre del mismo era diferente había rechazo". Disponer de órganos universales significa que se podría eliminar la barrera de la compatibilidad sanguínea y priorizar a los pacientes por su urgencia médica, salvando más vidas y desperdiciando menos órganos

 

Un paciente del tipo O o B que necesite un trasplante de riñón estará en la lista de espera una media de 4 a 5 años, frente a los 2 a 3 años de los tipos A o AB. La dificultad de todo ello es que el donante debe presentar un donante candidato para poder llevar a cabo la operación. 

 

-¿Cuántos trasplantes se han realizado en el Hospital en el último año?, ¿Cuál es el órgano líder en trasplantes en Salamanca?

-"A lo largo del año 2021 en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca se trasplantó algún órgano a 58 pacientes. De estos, a 49 pacientes se les trasplantó un riñón, 7 de ellos procedentes de donante vivo, a 8 pacientes se les hizo un doble trasplante de riñón y de páncreas y a 1 paciente más se le trasplantó un páncreas de manera aislada, sin riñón acompañante.

 

Como se puede ver, el órgano que más frecuentemente se trasplanta es el riñón, siendo el único centro de la Comunidad que dispone de programa de trasplante de vivo, aunque hay que recordar que, igualmente, somos el único centro de la Comunidad que realiza trasplante pancreático, programa del que somos referencia a nivel nacional.

 

A esto hay que añadir la importante actividad trasplantadora de tejido, tanto corneas como tejido osteotendinoso y, por supuesto, la actividad de trasplante de médula ósea, progenitores hematopoyéticos; durante el año 2021 se realizaron más de 140 trasplantes, de ellos más de 80 alogénicos y más de 60 autólogos".

 

-¿Cuántas donaciones se han recibido en Salamanca?, ¿Qué requisito hay que cumplir?

-"Hasta el año 2018 en el complejo asistencial sólo se realizaba donación de órganos de cadáver en muerte encefálica. Es decir, el donante tenía que presentar un daño cerebral completo e irrecuperable y estar ingresado en una Unidad de Cuidados Intensivos en ventilación mecánica con tratamiento de soporte. En el año 2018 se pone en marcha el programa de donación en asistolia, o a corazón parado, y de esta manera se incluyen como donantes potenciales aquellos pacientes que sin estar en muerte encefálica presentan tal estado de irrecuperabilidad, que lleva asociado la decisión de limitar su tratamiento, es decir la retirada de las medidas de soporte vital. Igualmente estos pacientes precisan estar ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos. Es decir, que aunque en la actualidad se están abriendo algunas otras posibilidades, la condición imprescindible para ser donante de órganos es que el paciente se encuentre ingresado en una UCI. Por supuesto, no se incluye en este grupo los donantes de vivo, aquellos que tras comprobarse un adecuado estado de salud y una absoluta voluntariedad, deciden donar, sin contrapartida alguna, un órgano no vital a una persona querida.

 

Aclarados estos requisitos, durante el año 2021 se realizaron en el Complejo Asistencial un total de 24 extracciones: 17 extracciones de cadáver, 4 de ellas en asistolia, 1 exclusivamente de tejidos y 7 extracciones de donante vivo".

 

-¿Cuántos pacientes hay en lista de espera?

-"Al igual que ocurre en el resto de España, a pesar de que nuestras cifras de donación y trasplante son excelentes, y que desde hace más de 20 años somos el primer país del mundo en donantes por millón de población, las listas de espera no se reducen de una forma significativa.

 

En el caso del riñón, nuestra lista de espera maneja unas cifras medias en torno a los 50 pacientes de los cuales aproximadamente 4 están en espera de un doble trasplante de páncreas y riñón.

 

Esta estabilidad en las cifras a lo largo del tiempo, con gran dificultad para reducir el número de pacientes en espera de un órgano nos obliga a buscar alternativas a las fuentes clásicas de obtención de órganos y a la puesta en marcha de nuevos programas como han sido en los últimos años la donación de vivo o los programas de asistolia".

 

-¿Cómo ha afectado y sigue afectando la pandemia por el Covid-19 a nuestro sistema de donación y trasplante?

-"La pandemia por SARS-CoV 2 supuso una sobrecarga asistencial para todo el sistema sanitario y en particular para las Unidades de Cuidados Intensivos, que como antes comentaba, son las unidades donde se generan todos los donantes de órganos. Esto, como no podía ser de otra manera, supuso un descenso significativo en la actividad, con reducciones que se aproximaron al 20%, tanto en donación como en trasplantes. Sin embargo, la fortaleza de nuestro sistema de donación y trasplantes y la puesta en marcha de medidas impulsoras por parte de la ONT en colaboración con las oficinas de coordinación autonómica, como los protocolos de evaluación y selección de donantes y receptores, el desarrollo de procedimientos para facilitar la logística, la priorización de determinados programas de trasplante y la reactivación de diferentes líneas del plan estratégico '50 x 22' supuso una progresiva recuperación de los programas con visualización de resultados a partir del segundo semestre del 2020 y recuperación de cifras similares a las de prepandemia durante el año 2021.

 

En nuestro caso en particular, en el año 2020 se redujo la actividad de extracción en un 28% y en 25% la actividad de implante, siendo mucho más significativo este descenso en el programa de páncreas-riñón. Mantuvimos abiertos de forma permanente los programas de donación de órganos. Durante los meses de mayor ocupación en UCI, sólo con donantes óptimos, y también se mantuvo el programa de trasplante de pacientes hiperinmunizados. En mayo de 2020 se reinició la actividad en todos los programas con recuperación paulatina de la actividad. En el año 2021 se ha conseguido mantener estable la cifra de donaciones y se ha incrementado hasta cifras similares a las de prepandemia la actividad de implante de órganos".  

 

-¿Podemos ser optimistas respecto a 2022?, ¿Cómo ve el año entrante?

-"Como comentaba anteriormente el sistema de Donación y Trasplante del sistema sanitario español es un programa con una gran fortaleza, fundamentado en principios básicos como la universalidad, gratuidad, altruismo y reciprocidad, que ha cosechado un éxito indiscutible y reconocido a nivel mundial. Estas características y la puesta en marcha de las medidas impulsoras mencionadas han permitido observar una recuperación de la actividad a cifras similares a las de la prepandemia y con claros visos de mantenerse y mejorar. Los datos iniciales de este año así lo corroboran. Estos datos y el altruismo de la sociedad española y salmantina en particular nos dan motivos para mantenernos optimistas".

 

-¿Cómo valora el papel de las asociaciones de pacientes en relación a la labor que ustedes desarrollan?

-"El papel de las asociaciones de enfermos y pacientes trasplantados es un elemento fundamental en éxito del modelo español de trasplantes. Desarrollan una labor divulgadora y de concienciación irremplazable, lo cual facilita enormemente la labor a los equipos de coordinación.

 

Su actividad, en conjunto y al unísono con los equipos de coordinación, transmitiendo un mensaje claro y único, ha conseguido minimizar el número de negativas a la donación, permitiendo a nuestro sistema alcanzar cifras record de actividad cada año".  

 

-¿En qué debemos mejorar?

-"Un aspecto que considero claramente mejorable como sociedad es el desarrollo de los procedimientos de testamento vital y voluntades anticipadas, así como su registro mediante los cauces habilitados apropiados. Todavía un porcentaje escaso, casi residual de la población, dispone de un testamento vital registrado en el que podamos consultar sus deseos en caso de enfermedad grave, incapacitante y qué destino deben tener sus órganos en caso de fallecimiento. Esta información facilita enormemente la decisión de la familia y descarga de la responsabilidad de la decisión a la misma, algo que en ocasiones, es lo más difícil de asumir".

 

-¿Qué le diría a una persona que está en lista de espera para recibir un trasplante?

-"Estar en lista de espera para recibir un órgano supone estar en fase final de una enfermedad, con lo que ello conlleva de riesgo vital y pérdida de calidad de vida. Esto es innegable. Pero teniendo claro esto hay que transmitirles un mensaje de esperanza. Por un lado, los principios de igualdad y de equidad que rigen en nuestro sistema le garantizan acceso a un órgano, sin que ningún aspecto socioeconómico ni de ningún otro tipo, salvo los criterios clínicos y de proximidad territorial condicione ese acceso. Por otro lado, ser español y estar en una lista de espera de trasplante en nuestro país, supone tener una de las más altas probabilidades de ser trasplantado del mundo, con unos tiempo de espera, variables según el órgano, pero igualmente de los más cortos a nivel mundial.

 

Conseguir incrementar el número de pacientes trasplantados, reduciendo los tiempos de espera y por lo tanto la mortalidad en lista, es el objetivo final de los equipos de coordinación y, por ende, de la organización de trasplantes y del sistema sanitario público".

 

-¿Creen que con las células madre ya no necesitaremos donantes a largo plazo?

-"Las células madre, aquellas que pueden diferenciarse en cualquier otro tipo de células y por tanto pueden generar tejidos e incluso órganos, son objeto de múltiples investigaciones a nivel internacional. A partir de ellas se podrían generar órganos bioartificiales, elaborados desde las células del propio paciente y que, por tanto, no generarían rechazo, no precisarían de tratamiento inmunosupresor y supondrían una mejora indiscutible en el pronóstico y la calidad de vida de los pacientes trasplantados. Por otro lado, su desarrollo y utilización supondría una fuente inagotable de órganos que podrían hacer innecesaria la existencia de donantes cadáver.

 

En la actualidad se han desarrollado 'miniórganos', hígados y riñones, pero los mayores avances se han realizado en el desarrollo de corazones artificiales, a partir de un corazón de donante, al que se le eliminan las células, dejando únicamente una especie de esqueleto en el que se siembran las células del receptor que lo necesita. Esta terapia abre posibilidades y límites muy amplios por tanto es un campo de investigación que necesariamente debe de impulsarse".

 

-Con el Nuevo Hospital, ¿hay novedades respecto a los trasplantes?, ¿nuevas técnicas?

-"El Nuevo Hospital como tal no trae asociado novedades o nuevas técnicas, lo cual no quiere decir que éstas no se estén implementando. 

 

Las indicaciones para realizar un trasplante y el número de pacientes candidatos a recibir uno se incrementan, las listas de espera no se reducen de forma significativa y todavía aproximadamente un 10% de los pacientes fallecen esperando un órgano. Por tanto, es imprescindible aumentar el número de órganos disponibles para nuestros candidatos. Para ello es necesario optimizar los procedimientos actuales, y el último paso que se va a dar en nuestro hospital en este campo es el del trasplante de pacientes con grupo sanguíneo ABO incompatibles, programa que se está desarrollando por el Servicio de nefrología en colaboración con el servicio de Hematología.

 

Por otro lado y de forma simultánea continuamos mejorando todos nuestros procedimientos actuales, optimizando la detección de donantes en muerte encefálica, potenciando la donación de vivo e incrementando el pool de posibles donantes en asistolia, grupo en el que planteamos comenzar a incluir a los pacientes con enfermedades neurodegenerativas en fase terminal de su enfermedad.

 

El objetivo final, por el que todos los profesionales del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca que estamos involucrados en el campo de trasplante trabajamos, es ofertar al paciente en espera de un órgano el tan ansiado trasplante, mejorando su calidad de vida y evitando su fallecimiento durante la misma".

 

-¿Qué opinan del trasplante de órganos de animales a personas?

-"El xenotrasplante o trasplante de animales a personas es una técnica que como idea surgió en los años 90 como alternativa al déficit de órganos humanos para trasplante, pero que tiene que superar dos grandes problemas. Por un lado está la posibilidad de transmisión de enfermedades infecciosas no reconocidas fundamentalmente víricas y, en segundo lugar, el rechazo del órgano al reconocerse por el organismo como extraño. La manipulación genética permite desarrollar animales transgénicos, fundamentalmente cerdos, libres de enfermedades víricas y con órganos que consiguen engañar a nuestro sistema inmunitario para que los reconozca como propios.

 

De esta forma hemos visto recientemente como en Estados Unidos, de forma compasiva, se ha trasplantado por primera vez el corazón de un cerdo a una persona con una cardiopatía terminal, no candidato a trasplante de un corazón humano por presentar otras patologías. El paciente ha fallecido a los dos meses del trasplante por causas no claras, parece que no por rechazo. A pesar de este desenlace ha supuesto un avance significativo y se abre un campo muy importante a desarrollar para poder terminar con el déficit crónico de órganos humanos disponibles para trasplantar".

Comentarios

antimason 29/03/2022 22:07 #2
prueba error como con el chon asi avanza la humanidad. jajaja.
Parko 29/03/2022 15:52 #1
Por razones obvias,he tenido que acudir a Urgencia al nuevo hospital. Tengo que dar enormes gracias a los profesionales que me atendieron (Dra María Jesús y Dr.Manuel)así cómo a las enfermeras de Urgencias, Todos con absoluta profesionalidad y atenciones sin límites. MUCHISIMAS GRACIAS.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: